domingo, 29 de julio de 2018

(Panamá) Aseguran que calles y promesas quedaron en veremos

En la recta final de su mandato, el gobierno del presidente Juan Carlos Varela, literalmente, parece quedarse sin combustible, sobre todo en el tema de calles y carreteras. En una de sus últimas apariciones en público, el pasado 2 de junio, el ministro de Obras Públicas (MOP), Ramón Arosemena, aseguró que esta administración ha entregado 2,000 kilómetros de carreteras en todo el país.

Para tener una idea, según Arosemena, el MOP ha hecho calles en todo el país que cubren la distancia entre ciudad de Panamá y ciudad de Guatemala.

Pero la cifra de Arosemena contrastó con lo dicho por su superior en el discurso a la nación del 1 de julio, cuando se instaló la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional.

En ese acto, Varela mencionó que hasta la fecha se han entregado 355 kilómetros en obras de infraestructura vial.

Entonces, ¿dónde están los 1,645 km que restan, por qué el ministro más criticado sigue en el puesto, por qué no se hicieron las carreteras prometidas?

Sobre el tema, el excandidato presidencial Juan Jované opinó que se trata de un gobierno que no se coordina ni con las cifras que ofrece a la población y que Arosemena es el peor ministro del MOP de los últimos tiempos.

"Queda claro que ha sido el peor ministro del MOP recientemente. Esa cifra de 2,000 km de carreteras está muy lejos de la realidad; es otra mentira de este gobierno", aseveró Jované.

Al respecto, el panameñista Jorge Gamboa Arosemena coincidió con Jované en el sentido de que la gestión de Arosemena ha sido desastrosa.

"Arosemena ha sido uno de los más fracasados, su administración está llena de cuentos y mentiras y estas han sido usadas para tapar su ineficacia", expresó esta fuente.

Por su parte, Gustavo Bernal, presidente de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), expresó que aunque se ha realizado buena inversión, la ejecución y finalización de nuevas carreteras deja dudas. También hizo énfasis en el mantenimiento de la actual infraestructura vial.

"En general, considero que se ha destinado buen recurso en ese tipo de obras, el detalle está en que se cuestiona el tiempo de entrega de estas, incluso la calidad de los materiales que se están utilizando", espetó Bernal.

Más huecos en las calles que autos y puentes

A ese compromiso incumplido hay que agregarle las innumerables quejas ciudadanas por la falta de mantenimiento a las principales carreteras de la capital y en provincias.

En Panamá, por ejemplo, varios tramos de la vía Transístmica están destruidos, principalmente por deterioro de la capa asfáltica o por los trabajos que lleva a cabo el MOP.

Como si fuera poco, conductores o pasajeros deben soportar los enormes tranques cuando los vehículos en los que viajan pasan por Los Andes, San Isidro y Villa Zaíta.

Otra zona crítica es a la altura de Pueblo Nuevo, cerca del tramo que pasa por la Estrella Azul.

Igual disconformidad existe por la cantidad de baches sobre la vía Argentina, aunque esas faenas son responsabilidad de la Alcaldía de Panamá y la empresa Meco.

La autopista Arraiján-La Chorrera no escapa a esta realidad. Últimamente se han notado varios huecos en todo el tramo, además de herbazales y falta de señalizaciones.

Los que no reclaman carreteras piden puentes de acceso, ya sea porque no se hayan construido o porque se han caído.

También hay solicitud de puentes peatonales, sobre todo en los centros universitarios. Solo el jueves, una joven falleció luego de ser arrollada sobre la vía Centenario. Era una alumna de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) que quiso cruzar los seis paños de esa vía.

FUENTE: Con información de José Alberto Chacón - https://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...