viernes, 27 de julio de 2018

(Panamá) Ministros abandonan el gobierno de Varela

Las fichas del actual gobierno, literalmente, se están cayendo. Solo el miércoles un ministro clave de la actual administración anunció su dimisión, irrevocable por cierto. Se trata de Mario Etchelecu, titular del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), que deja el cargo a un año de que finalice su gestión.

Esta misma semana, el rumor de la renuncia de Marcela Paredes de Vásquez, del Ministerio de Educación (Meduca), inundó las redes sociales, empero no es oficial, tampoco ha sido negado o confirmado por la funcionaria, cuestionada ampliamente por los gremios educativos.

En los dos últimos años, la lista de servidores públicos o aliados de Varela que han renunciado se ha engrosado.

A inicios de este mes Dulcidio De La Guardia, del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), dejó la actividad pública para supuestamente dedicarse al sector privado.

De La Guardia también fue mal calificado. Sus detractores lo culpan de la mala planificación y ejecución del presupuesto.

De La Guardia salió del MEF poco después de que el Gobierno Nacional solicitó una dispensa fiscal de 300 millones de dólares para poder terminar sus tareas, muchas de las cuales no ha cumplido, según sus opositores.

La mayoría de esas renuncias han estado acompañadas de polémica. Tal es caso del exviceministro del MEF Iván Zarak.

En diciembre del año pasado, Zarak se fue de la institución y retornó a sus negocios personales.

Empero su dimisión fue criticada, ya que al día siguiente se hizo público que su esposa, Ana Lucrecia Tovar de Zarak, era una de las dos abogadas designadas por Varela para ocupar el cargo de magistradas de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Al momento de su ratificación en la Asamblea Nacional, los diputados rechazaron el nombramiento de Zarak, así como el de Zuleyka Moore, la otra candidata al cargo dentro del Supremo panameño.

Si hay algo que ha sido recurrente en este gobierno, son los graves escándalos en instituciones no tan mediáticas.

Por ejemplo, está el caso de Zulema Sucre, la exviceministra de Desarrollo Social (Mides).

Sucre tuvo que renunciar al puesto, a raíz de una denuncia por presunto abuso de autoridad y otros supuestos delitos cometidos en perjuicio de tres escoltas asignados a ella.

La funcionaria renunció en marzo de 2016 y en julio de este año fue absuelta del caso Gucci.

Otra de las dimisiones que generó morbo fue la de Mariana Núñez, que estuvo al frente del Instituto Nacional de Cultura (Inac) hasta junio de 2015.

En su carta señaló que había serias diferencias por la compra de un auto de 60 mil dólares que había sido adquirido por su viceministro Juan Francisco Guerrero, el mismo funcionario que consumió 19 mil dólares en data y llamadas a través de un celular del Estado.

Los embrollos administrativos en el gobierno de Varela no han cesado, incluso desde sus primeros meses de vida.

Ese fue el caso de Jaime Alemán Arosemena, sobrino del exministro de la Presidencia Álvaro Alemán, que por cierto dejó sus funciones el 1 de julio pasado.

Jaime Alemán, que ejercía como asistente ejecutivo en el Palacio de las Garzas, tuvo que salir de Presidencia debido a las constantes denuncias de nepotismo, aunque su tío nunca lo vio de esa manera.

Por último, se nos informó que se esperan las renuncias de Alcibiades Vásquez, del Mides; de Luis Ernesto Carles, del Mitradel; y del secretario de Metas, Jorge González. Sus desistimientos estarían motivados por aspiraciones políticas.

Cifras

48 meses en el poder lleva el gobierno de Juan Carlos Varela Rodríguez.

30 de junio de 2019 termina la gestión del gobierno panameñista.

FUENTE: José Alberto Chacón - https://panamaamerica.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...