jueves, 2 de agosto de 2018

(España) El “cerebro” de los atentados en Barcelona sigue libre, según El Periódico

El “cerebro” de los atentados en Cataluña de agosto de 2017, que dejaron 16 muertos, estaría libre y en el momento de los ataques se encontraba en un país del centro de Europa, según publicó este jueves el diario El Periódico.

Citando fuentes cercanas a la investigación del doble ataque, reivindicado por el Estado Islámico, el diario catalán afirmó que “el terrorista está localizado, cambia con cierta regularidad de país” y además “sigue entrando en contacto con otro grupos” radicales.

La persona, que habría diseñado los ataques en Barcelona y Cambrils, “se encontraba ‘en una ciudad del centro de Europa’ en aquel momento”, indicó El Periódico, agregando que las fuentes no detallaron ni “la nacionalidad ni la edad del cerebro del 17-A, ni tampoco desvelan si vivió en algún momento en España”.

Hasta el momento, se consideraba que el “cerebro” era el imán marroquí Abdelbaki Es Satty, el líder de la célula que murió en una explosión accidental un día antes de los ataques en una vivienda a 200 km al suroeste de Barcelona, donde el grupo confeccionaba explosivos.

Consultada por AFP, una portavoz de los Mossos d’Esquadra, la policía regional catalana, declinó comentar e indicó que “todo lo que respecta a las conexiones internacionales” de la célula se encuentra “bajo secreto de sumario”.

El 17 de agosto una furgoneta conducida por uno de los atacantes atropelló a una multitud en las Ramblas de Barcelona, la ciudad más turística de España, y horas más tarde los yihadistas provocaron un nuevo atropello masivo en Cambrils, otra localidad costera catalana. En total, murieron 16 personas y 120 resultaron heridas.

Los investigadores buscan desde entonces posibles conexiones internacionales de los atacantes.

En febrero pasado, un hombre detenido en Francia por su relación con uno de los miembros de la célula fue inculpado y encarcelado en París, mientras que otros dos fueron liberados. En mayo, otros dos hombres detenidos por sus vínculos con el grupo fueron también puestos en libertad por falta de “elementos incriminatorios”.

Ocho miembros de la célula sospechosa de haber urdido los atentados murieron, seis abatidos por la policía y dos —incluido el imán— en la explosión del 16 de agosto.

Otros dos están en prisión provisional esperando ser juzgados en Madrid y dos sospechosos más se encuentran en libertad vigilada.

FUENTE: Con información de AFP - https://www.sumarium.es - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...