miércoles, 22 de agosto de 2018

(España) La exhumación de Franco se retrasará hasta octubre: la familia tiene un mes para alegar

Ya hay fecha firme. El Consejo de Ministros aprobará este viernes un real decreto ley que activará finalmente el proceso de exhumación de Franco. Según ha podido confirmar el diario El Confidencial de fuentes muy próximas al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez tiene decidido que sea este 24 de agosto, en la primera reunión de su equipo ministerial tras el parón veraniego, cuando se inicien los trámites de una de las medidas más importantes que pretende impulsar el Ejecutivo socialista. Precisamente, en la mañana de este martes, el titular de Cultura, José Guirao, confirmó en la Cadena Ser que la fórmula jurídica por la que se ha decantado el Gobierno será un decreto ley.

Como ya publicó el diario El Confidencial, el Ejecutivo siempre consideró que esta fórmula era la más adecuada porque conllevará el aval del Congreso de los Diputados —lo que le dará más empaque a la decisión— y, al mismo tiempo, la blindará frente a eventuales recursos de la familia del dictador, dado que no podrán impugnar la ley. En todo caso, los restos mortales de Franco no saldrán del Valle de los Caídos, como mínimo, hasta octubre porque el proceso que se iniciará este viernes es solo el primer trámite.

Una vez el Consejo de Ministros apruebe el real decreto ley, este se publicará en el BOE el mismo sábado. Lo que hará el Gobierno será introducir una modificación de dos artículos en la Ley de Memoria Histórica de 2007 —aprobada por la Administración de José Luis Rodríguez Zapatero— que amparen la exhumación del dictador. A partir de ahí, el Ejecutivo estará en condiciones de abrir el proceso administrativo pertinente. Probablemente lo hará en un nuevo Consejo de Ministros (otra opción sería hacerlo vía orden ministerial) en un plazo aproximado de diez días. Si se trata de un proceso administrativo común, el periodo de alegaciones que entonces se abrirá será de 30 días. En caso de que se opte por un acortamiento de plazos, podrían reducirse los días. Pero lo que parece improbable es que el proceso termine antes del otoño.

El Gobierno deberá notificar la apertura del proceso administrativo a todas las partes implicadas: el Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial, la Comunidad de Madrid, las administraciones del Estado concernientes, la Iglesia y la familia de Franco. Todos ellos podrán presentar las alegaciones que consideren oportunas, aunque en Moncloa dan por sentado que sólo alegarán los familiares después de haber mantenido contactos con la Iglesia —entre ellos, con el arzobispo de Madrid— y haber constatado que no se opondrán. Las alegaciones podrán ser tenidas en cuenta o no. Lo que indudablemente hará es alargar el proceso.




De forma paralela, al tratarse de un real decreto ley, los grupos parlamentarios deberán retratarse y explicar también si cambian de criterio. En mayo de 2017, el PSOE defendió una proposición no de ley en la que instaba al Gobierno de entonces, el de Mariano Rajoy, a exhumar a Franco y reubicar a José Antonio Primo de Rivera en un lugar no "preeminente" de la basílica, entre otras medidas. Su moción fue respaldada por 198 votos a favor (PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, PNV, PDeCAT, Compromís, Bildu y Coalición Canaria) y 140 abstenciones (PP, ERC, UPN y Foro Asturias).

Más alla de los plazos, todavía están por decidir algunas cuestiones trascendentales como el paradero de los restos del dictador. Una de las opciones es que se trasladen a la colonia de Mingorrubio —la cripta en la que se encuentran enterrados el resto de miembros de la familia Franco— ubicada en el cementerio El Pardo, pero el cuerpo, entiende el Ejecutivo, no podría ser realojado en el mausoleo privado sin autorización de los descendientes del exjefe del Estado.

Hasta el momento, la decisión de Pedro Sánchez seguía siendo una incógnita. En su equipo más cercano insistían en que llevar la exhumación de Franco a este Consejo era una decisión "exclusiva" del presidente y que solo él la tomaría. La reunión de los secretarios de Estado y subsecretarios previa a los encuentros del Gabinete de los viernes en las que se establece el orden del día tendrá lugar esta semana el jueves, y no el miércoles. Razón por la cual hasta hace escasas horas en Moncloa seguían sin confirmar si el día elegido para iniciar los trámites de la considerada 'medida estrella' del Ejecutivo sería este 24 de agosto. Finalmente sí lo ha sido.

FUENTE: PALOMA ESTEBAN - JUANMA ROMERO - https://www.elconfidencial.com ->> Ir
 

LO + Leído...