jueves, 9 de agosto de 2018

(España) Los hijos del "Arepazo" conquistan Barcelona con La Cachapera

El ‘Arepazo‘ no sólo ha ayudado a difundir la gastronomía venezolana, sino a promover el emprendimiento. Tras participar en las actividades de Venmundo para conmemorar el Día Mundial de la Arepa, cuatro venezolanos han conquistado el mercado gastronómico de Barcelona con otro de los platos tradicionales de Venezuela: la cachapa.

David Díaz, CEO de La Cachapera, afirma a IberoEconomía que, a través de grandes esfuerzos y una inversión de unos 140.000 euros, el establecimiento se ha convertido en una fábrica de ‘cachapalovers’, permitiéndole contar tanto con un establecimiento como con un Food Truck.

Con una facturación mensual que supera los 35.000 euros, ya están pensando en el siguiente paso: “La apertura de una segunda Cachapera para mejorar la disponibilidad en Barcelona y quien sabe si una posible apertura fuera de Barcelona. ¡Shhh, es un secreto!”, susurra entre risas Díaz.

¿A qué se dedicaban en Venezuela?, ¿tenía relación con el sector gastronómico?

Ninguno de los socios que componemos actualmente La Cachapera teníamos relación con el sector gastronómico. Roberto Hidalgo se dedicaba a la venta y distribución de pintura automotriz y yo, David Díaz, tenía dedicación 100 por cien con mi profesión, soy Licenciado en Ciencias Ambientales y ejercía como Responsable del Sistema de Gestión de Medioambiental en una planta de PDVSA Gas en el oriente del país.

Por su parte, Ángel Higuera se dedicaba a sus propios negocios en Venezuela, tenía su panadería y bienes inmuebles, así como, también tuvo tiendas de ventas de especias, etc. Finalmente, Adriana Llanos estudiaba Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello y también trabajó de forma puntual en los negocios de su padre asociados con pintura automotriz al igual que Roberto Hidalgo.

¿Cuándo deciden emigrar hacia España y por qué escogen este país?

Roberto llegó a Barcelona hace cinco años. Escogió España porque aquí residían sus padres y hermanas, él era el último de la familia que quedaba por venirse y debido a la tensa situación social, política y económica del país decidió dejar Venezuela en busca de nuevas oportunidades. A los pocos meses se vino también su esposa Adriana Llanos, quien también forma parte en la actualidad del equipo de La Cachapera.

Ángel Higuera llegó a Barcelona hace tres años, desde Maracay y llegó directamente a la ciudad donde residía su hermana menor, con la idea de emprender y establecerse en un entorno más seguro y con visión de futuro.

Yo, David Díaz, llegué en el año 2013, me vine a estudiar un Master en la Universidad Ramón Llull de Barcelona porque me gané una beca de la Fundación La Salle por excelencia Académica. El Máster era de Entorno y Calidad Ambiental. Al finalizarlo, logré insertarme en el mercado laboral local, trabajando en una empresa del sector de la Automoción haciendo Sistemas de Gestión, luego pasé por dos multinacionales dedicadas al área de la certificación, hasta donde estuve hace escasos dos meses desempeñándome en un cargo técnico. ->>Continuar leyendo...

FUENTE: Con información de Giuseppe Platania - https://iberoeconomia.es
 

LO + Leído...