jueves, 2 de agosto de 2018

(España) Prisión sin fianza para Ángel Boza, el ladrón de gafas de sol de La Manada

Ángel Boza volverá a pisar la prisión. El titular del Juzgado de Instrucción 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, ha decidido mandar al miembro más joven de La Manada, condenado junto a los otros cuatro a nueve años de prisión por abusos sexuales a una joven, a prisión provisional sin fianza por un delito de robo con agresión tras atropellar a dos vigilantes de seguridad —que resultaron heridos— que lo perseguían tras robar unas gafas de sol en un centro comercial de Sevilla.

Después de permanecer en dependencias policiales desde que fuera detenido este miércoles, Boza ha sido trasladado la tarde del jueves al juzgado de guardia para comparecer ante el juez, después de que en comisaría se haya acogido a su derecho a no declarar. Boza prestó declaración ante el juez de guardia durante una hora y en su versión admitió el hurto de las gafas de sol pero negó la violencia y la agresión a los vigilantes del centro comercial donde fue sorprendido. Su abogado, Agustín Martínez, ha mostrado respeto por la decisión del juez de ingreso en prisión incomunicada y sin fianza, aunque ha defendido que recurrirán. Será en la prisión de Sevilla 1 donde ingrese el miembro de La Manada.
🔴Policía Local de #Sevilla recupera las gafas sustraídas por miembro de #LaManada en un centro comercial del centro de #Sevilla. Valoradas en casi 200 euros. #PolicíaSevilla
https://t.co/91xsVYyPYL pic.twitter.com/JPpouqfnvu

— Emergencias Sevilla (@EmergenciasSev) 1 de agosto de 2018
Fueron agentes del Grupo Giralda (Policía Turística) de la Policía Local de Sevilla los que arrestaron al detenido. Boza fue sorprendido por los vigilantesmientras sustraía unas gafas de sol de unos grandes almacenes del centro de Sevilla. Los agentes de seguridad privada persiguieron al posteriormente detenido hasta los aparcamientos del mismo, donde tenía estacionado su vehículo. Sin embargo, lejos de atender las indicaciones de los vigilantes, arremetió con su coche contra dos vigilantes, que resultaron lesionados y precisaron asistencia médica.

Ante la Policía acudieron los vigilantes supuestamente agredidos y se visionaron vídeos de seguridad que confirmaban el robo. El atestado elaborado por la Policía Local, que lo interceptó en la avenida Menéndez Pelayo en dirección al barrio de Nervión, señala que la dependienta alertó a los vigilantes de seguridad al ver que había quitado la etiqueta a unas gafas de sol que le había enseñado y las cambió por las que llevaba.

Tras cinco horas en dependencias judiciales, fue su abogado Agustín Martínez quien confirmó la entrada en prisión de Boza. Este viernes, sus compañeros deberán pasar por los juzgados de Sevilla para presentarse ante el juez, pero Boza permanecerá el prisión, lo que se ha comunicado ya a la Audiencia de Navarra.

Será el juzgado de instrucción número 16 de Sevilla quien lleve este caso por robo con violencia. El magistrado Gutiérrez Casillas ya ha establecido el 10 de agosto para practicar las primeras diligencias ante las diferentes versiones sobre los hechos. Se comenzará tomando declaración a varios testigos. La pena de prisión para el delito de robo con violencia es de dos a 10 años, lo que ha motivado la prisión provisional. Boza ha confirmado la sustracción, pero “no la agresión absolutamente a nadie ni fugas”, insistió su abogado, lo que rebajaría lo ocurrido a un hurto.

Otro juicio pendiente por robar cinco gafas

Se da la circunstancia de que el integrante de La Manada ya cometió un presunto hurto de gafas de sol en una óptica de San Sebastián un día antes del abuso sexual cometido en los Sanfermines. Fue el rastreo de su móvil y de las conversaciones por WhatsApp lo que llevó a la Policía a cotejar denuncias por robo en los establecimientos de la ciudad vasca y efectivamente comprobaron que había una denuncia por la sustracción de cinco gafas de sol en un establecimiento, aunque él se jactaba de que eran nueve en sus conversaciones en el móvil. Los vídeos confirmaron que había sido Boza. Ese juicio por hurto está pendiente de fecha en los juzgados de San Sebastián.

Tampoco ha sido el primer incidente de Boza relacionado con la seguridad vial. Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Boza fue condenado a una pena de 32 días de trabajo en beneficio de la comunidad y a la privación de conducir vehículos por ocho meses por una falta de desobediencia y un delito contra la seguridad vial. Además, en febrero de 2016 fue condenado nuevamente por otro delito contra la seguridad del tráfico y contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos del alcohol y rebasar a gran velocidad un semáforo en rojo.

FUENTE: Con información de ISABEL MORILLO. SEVILLA - BORJA RODRIGO - https://www.elconfidencial.com - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...