lunes, 6 de agosto de 2018

(Panamá) israelí Shy Dahan se escapó de un banco, cansado de extorsiones de policías en la cárcel

La mañana del 14 de junio de 2018, el israelí Shy Dahan salió de La Joyita rumbo a un banco ubicado en Calle 50, según el testimonio que ofreció al diario Panamá América. Fue trasladado, supuestamente, dos horas antes de que se empezara a transmitir la inauguración del Mundial de Rusia 2018, a eso de las 7:00 a.m.

Lo acompañó una cantidad no determinada de policías en un auto patrulla y otros policías, quienes presuntamente iban en carros particulares.

Al llegar a la entidad bancaria, la policía le advirtió no hacer ningún movimiento en falso porque, de lo contrario, peligraría su vida.

Le dijeron que le dispararían como "intentara alguna locura" y que explicarían a sus superiores que tuvieron que hacerlo porque quiso fugarse.

Dahan entró solo al banco, sin esposas ni escoltas.

Los policías se quedaron afuera del banco "porque temieron ser grabados por las cámaras", se protegían, narró el israelí.

El exagente de la Mossad debía retirar un millón de dólares de aquel banco. Ese dinero se usaría para supuestamente pagar una extorsión en su contra.

Lo amenazaron de muerte y no fueron los reos, sino los uniformados, quienes recibían la plata producto de todas las extorsiones que sufrió en tres meses en La Joyita.

Hay que señalar que hasta ahora se mantienen bajo arresto preventivo el comisionado Ramón Castellanos. Él era el jefe de seguridad externa de los penales La Joyita, La Joya y La Gran Joya.

También está tras la celda el mayor Humberto Herrera por su presunto vínculo a la fuga de Dahan. De igual forma fueron destituidos Elías Miranda y Plutarco Pedreschi, director y subdirector de La Joyita, respectivamente.

Empero, hay otras personas de alto perfil involucradas en las extorsiones, dijo Dahan. "Todavía no es momento de decirlo".

Dahan sentía escalofríos, "tenía miedo, pero que al mismo tiempo estaba harto de las extorsiones" y de cómo se aprovechó la policía de él.

Por ello, una vez en el banco decidió evadirse. Dahan había contactado a personas que identificó como sus investigadores privados. Lo hacía constantemente, ya que pagaba a los policías por tener celular dentro de su celda, en el pabellón seis de La Joyita.

Ya les había dicho a sus hombres lo que haría una vez ingresaba al banco a sacar el millón de dólares que les pedían los uniformados. Todo estaba cuadrado.

Sin pensarlo, caminó hasta los estacionamientos del banco. Los guardias no lo vieron porque esos aparcaderos están detrás del local. Los policías esperaron, pero nunca se atrevieron a entrar, por las cámaras.

Dahan abordó un automóvil que lo esperaba. Se fue e incluso durmió esa noche en un apartamento en San Francisco.

Dahan llegó a Panamá extraditado de España el 8 de marzo. El 16 de ese mes ingresó a La Joyita. Su primer día tuvo que pagar 4,000 dólares para su custodia.

Fue solicitado por la presunta comisión del delito contra el orden económico en perjuicio de una persona que lo demandó por estafa, pero él asegura que no fue así y que ese caso está en los tribunales.

Por su fuga están siendo investigados dos policías: el comisionado Ramón Castellanos y el mayor Humberto Herrera. Además fueron separados de sus cargos Elías Miranda y Plutarco Pedreschi, director y subdirector, respectivamente.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa ->> Ir
 

LO + Leído...