domingo, 26 de agosto de 2018

(Perú) "En casa, no tenemos ninguna posibilidad": miles llegan antes de nuevas reglas (+Venezolanos)

Miles de personas que huyen de la crisis económica cada vez más profunda de Venezuela se han apresurado hacia la frontera peruana antes de la introducción de nuevas reglas que dificultan la entrada al país.

A partir de las 05:00 GMT del sábado, los venezolanos deben presentar pasaportes válidos en lugar de las tarjetas nacionales de identidad para ingresar, aunque las autoridades peruanas son "flexibles" con los niños, las personas mayores y las mujeres embarazadas.

Hasta las 4.000 personas han llegado diariamente en Ecuador, Perú, Colombia y Brasil en las últimas semanas para escapar de la agitación política y la crisis económica de Venezuela, que ha visto dispararse la inflación y fallar los servicios públicos en medio de la escasez crónica de alimentos y medicinas.

Perú, una de las economías de más rápido crecimiento de la región con un crecimiento del 4,7 por ciento proyectado para el próximo año, es un destino particularmente popular, con aproximadamente 400,000 venezolanos viviendo allí.

Pero una creciente reacción violenta contra los migrantes venezolanos impulsó esta semana la introducción de los controles fronterizos más estrictos en Perú, como lo hizo en Ecuador, aunque un juez el viernes retiró las regulaciones de pasaportes.

A medida que se acercaba la fecha límite del sábado, miles de personas con niños pequeños llegaron a la frontera de Perú con Ecuador por cualquier medio de transporte posible, y muchos viajaron a pie.

"Esto es muy triste", dijo J oander Perez, un venezolano de 15 años que viajó más de 4.000 km con miembros de su familia, a Al Jazeera en la frontera.

"Estuvimos en el mejor momento de nuestras vidas, con amigos, escuela, familia, pero tenemos que irnos para encontrar una vida mejor", agregó.

"En Venezuela estábamos hambrientos".

Las Naciones Unidas han descrito el éxodo de venezolanos a los países vecinos como un "momento de crisis" comparable a los acontecimientos que involucran a los refugiados en el Mediterráneo.

Y aunque los números son alarmantes, este no es un fenómeno nuevo, dijeron los expertos.

"Esto comenzó en 2002, cuando solo los ricos emigraron de Venezuela", dijo a Al Jazeera Ronal Rodríguez, profesor e investigador del Observatorio Venezolano, un grupo de expertos de la Universidad de Rosario en Colombia.

"En 2007, vimos la migración de la clase media. Pero a partir de 2015, hemos visto la migración de los sectores populares", agregó.

"Los que toman las carreteras, incluso arriesgando sus propias vidas".

'Corredor humanitario'
Ecuador abrió un "corredor humanitario" el viernes y levantó sus propias restricciones de entrada para facilitar el viaje de los venezolanos a Perú.

El ministro del Interior, Mauro Toscanini, dijo que 35 autobuses llenos de migrantes estaban en movimiento a lo largo de la ruta que las autoridades habían abierto en Perú.

Más de 2,500 inmigrantes llegaron al pequeño cruce de Aguas Verdes el viernes, 10 veces el tráfico diario habitual.

"La gente sigue llegando a esta frontera", dijo la veterana Mariana Sánchez, de Al Jazeera, desde el cruce de Perú con Ecuador.

"Muchos creen que el gobierno ecuatoriano no quiere que [el pueblo venezolano] permanezca en Ecuador, porque los obligaron a subir a los autobuses, y aunque la gente quiera quedarse allí, se ven obligados a venir hasta aquí", dijo. adicional.

"Las autoridades [sin embargo] han dicho que serán flexibles con las personas que tienen niños pequeños, ancianos y mujeres embarazadas para permitirles ingresar sin un pasaporte", agregó.

Sánchez dijo el sábado que los que están en la frontera sin un pasaporte válido estaban solicitando asilo, "la única opción que tienen para poder ingresar al país legalmente".

El ritmo de las salidas se ha acelerado en los últimos días [Douglas Juarez / Reuters]
De los 2,3 millones de venezolanos que viven en el extranjero, más de 1,6 millones han huido del país desde 2015, según cifras de la ONU.

Colombia dice que ya ha dado residencia temporal a 870,000 venezolanos, pero que apenas puede hacer frente.

Pidió a sus vecinos del sur que acuerden una estrategia combinada de migración, mientras que Ecuador convocó a una reunión de 13 países latinoamericanos el próximo mes para analizar la crisis.

"De todos los países, Colombia es la que está teniendo el peor golpe, no podemos pedirle a la población que regrese", dijo Rodríguez, el profesor.

"Todos los días recibimos mujeres embarazadas que requieren asistencia médica. Si las rechazamos, las sentenciamos a muerte, debemos responder y encontrar espacios en sociedades que sean factibles para ellas", agregó.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, establecerá un equipo especial para garantizar una respuesta regional coordinada, dijo su portavoz Stephane Dujarric.

Venezuela se encuentra en un cuarto año consecutivo de recesión, con caídas de dos dígitos en su producto interno bruto. Se espera que la tasa de inflación alcance un asombroso millón de personas este año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Bajo el liderazgo del presidente Nicolás Maduro, la industria está operando a tan solo un 30 por ciento, afectada duramente por la caída en los precios del petróleo desde 2014 en un país que obtiene el 96 por ciento de sus ingresos del crudo.

En un esfuerzo por impulsar la economía y dominar la hiperinflación desenfrenada, Maduro y su gobierno lanzaron el 20 de agosto una nueva moneda, recortando cinco ceros del bolívar.

El nuevo bolívar, que estará en circulación junto con la moneda antigua durante un período de transición, estará vinculado a la criptomoneda respaldada por el estado, el petro.

"Este cambio ha generado una gran incertidumbre entre los venezolanos, y la gente no tiene fácil acceso a la nueva moneda", dijo Rodríguez.

"Todo el papel moneda [nuevo y viejo] se ve muy similar, creando una gran confusión, todos ellos etiquetados como Bolivares, por lo que ahora los ciudadanos no saben si están usando el dinero correcto o no".

"Esta situación ha hecho increíblemente difícil para los venezolanos recibir las remesas, creando un enorme caos, este cambio es lo que finalmente motivó a la gente a huir del país", agregó.

Maduro, quien dice que es víctima de una "guerra económica" liderada por Estados Unidos diseñada para sabotear su administración mediante sanciones, dijo que usar el petro abolirá la "tiranía" del dólar y conducirá a un renacimiento económico en Venezuela.

Otras medidas recientemente introducidas por el gobierno incluyen un relajamiento de las reglas de capital extranjero y un aumento masivo en el salario mínimo.

Pero a pesar de estos movimientos, el ritmo de las salidas se ha acelerado en los últimos días.

"Es triste, me gradué con una licenciatura, ahora no puedo comenzar mi carrera en la ley", dijo a Al Jazeera Zenalis Rodríguez, un venezolano en la frontera peruano-ecuatoriana.

"Todos abandonamos nuestro futuro, en Venezuela no tenemos posibilidades".

A medida que el éxodo continúa, muchos temen que la crisis no termine pronto.

"Incluso si Maduro cae mañana, eso no significa que la gente vaya a regresar, la gente no volverá a un país que es muy inestable", dijo Rodríguez.

"Esta situación transformará a América Latina y durará muchos años. Se requerirá una respuesta conjunta, Latinoamérica tendrá que trabajar como región", agregó.

"Estas personas deberán ser absorbidas y asumidas, y los países necesitarán encontrar instrumentos que los ayuden y mecanismos regulatorios para resolver esta crisis".

FUENTE: Con información de https://www.aljazeera.com ->> Ir
 

LO + Leído...