miércoles, 19 de septiembre de 2018

(Colombia) La odisea que vivió un venezolano en silla de ruedas durante travesía en busca de ayuda

José Agustín López, de 52 años de edad, salió de su natal San Cristóbal, Táchira, hacia Bogotá, Colombia porque está enfermo y en Venezuela no logró recibir atención médica. Lo acompaña su hijo. Ambos recorrieron unos 500 kilómetros para llegar al destino deseado, pero no lo hicieron de una forma sencilla.

López es parapléjico y está postrado en una silla de ruedas, su descendiente Jefferson Alexis, lo empujó durante todo el camino. En medio del frío y calor, propios de las regiones neogranadinas.

“Vine a Colombia buscando medicamentos, una mejor silla de ruedas y cualquier monedita para llevar a la casa y hacer mercado. Es lo único que le pido a mi Dios”, indicó López.

En 2005 perdió la sensibilidad en sus piernas luego de sufrir un accidente vial. Trabajaba como mensajero en San Cristóbal, pero ese oficio quedó atrás.

Mantuvo a su madre, esposa y tres hijos con rifas que vendía a vecinos y desconocidos. Los demás miembros de la familia también aportaban lo que podían. Pero “ahora allá no se puede rifar, no hay ayuda de nada”, advirtió según reseñó el portal America Tv de Perú.

Estar tanto tiempo en la silla de ruedas le provocó una escara que le afectó el ano y recto. Le practicaron una colostomía, pero en San Cristóbal no conseguía los insumos para curarse. Ahora usa bolsas de plásticos y cinta adhesiva para desechar sus heces.

“Sueño con que Venezuela salga adelante porque hay mucha pobreza”, suelta entre llanto.

Por su parte, su hijo de 25 años y quien dejó una carrera de ingeniería mecánica, reflexiona: “Hay que hacer un buen sacrificio para tener un buen porvenir en la vida. Junto a mi padre luchando, allá vamos, chico”.

Dos días después de ser entrevistado en la vía a Pamplona, José Agustín comunicó una que una ambulancia los rescató.

FUENTE: Con información Martín Sojo - http://www.caraotadigital.net ->> Ir
 

LO + Leído...