martes, 11 de septiembre de 2018

(España) La asturiana Luisa Carcedo, nueva ministra de Sanidad tras la dimisión de Montón

Pedro Sánchez tira de su equipo más próximo para reemplazar a Carmen Montón. Nombra como nueva ministra de Sanidad a la dirigente asturiana María Luisa Carcedo Roces, que desde el 21 de junio era la responsable del Alto Comisionado para la Lucha contra la Pobreza Infantil, y también secretaria de Sanidad de la ejecutiva socialista. La elección se hacía pública menos de una hora después de que Montón compareciese en su departamento para confirmar su adiós.

Luisa Carcedo (San Martín del Rey Aurelio, 1953), licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo y diplomada en Medicina de Empresa por la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo, es la sustituta de una ministra en el ojo del huracán durante casi 48 horas por el escándalo de su máster. Y es una de las personas más cercanas al presidente y a su vicesecretaria general, Adriana Lastra, asturiana como ella. Por eso mismo le encargó, en el arranque de su convulso mandato, la tarea de liderar una tarea a la que confería mucha importancia: el combate contra la pobreza infantil, y de hecho una de las primeras medidas del Ejecutivo fue el despliegue del programa VECA, para garantizar las comidas a los niños con menos recursos.
La elegida para sustituir a Montón desarrolló su actividad profesional como médica de atención primaria en Asturias, aunque pronto se dedicó a la gestión pública. Entre 1984 y 1991 desempeñó responsabilidades dentro del Ejecutivo regional, primero como directora del Área Sanitaria del Valle del Nalón, del Insalud, y después como directora general de Salud Pública del Principado.

También fue diputada en la Junta General (el Parlamento autonómico) y portavoz del Grupo Socialista y consejera de Medio Ambiente y Urbanismo. Más tarde dio el salto a Madrid. Se convirtió en parlamentaria en el Congreso por Asturias en la VIII, IX y X Legislaturas, y senadora por designación autonómica entre 2015 y 2018. Fue presidenta de la Agencia de Evaluación de Políticas Públicas y Calidad de los Servicios entre 2008 y 2011.

Ruptura con Javier Fernández
Carcedo apoyó a Sánchez ya en el congreso extraordinario de 2014, en el que logró la secretaría general aupado por los barones. El presidente autonómico, Javier Fernández, había respaldado a Eduardo Madina, pero luego cerró filas con él, como hizo el extremeño Guillermo Fernández Vara. Pero cuando los aparatos del PSOE comenzaron a volverse en contra del líder, y se consumó la ruptura entre Sánchez y Fernández, 'Luisina' Carcedo, igual que Lastra, permaneció fiel al jefe federal. Ninguna de las dos dirigentes dimitió en septiembre de 2016 para provocar la caída del secretario general. Y ambas le apoyaron en su difícil periplo para reconquistar las riendas del PSOE. En el 39º Congreso Federal, el jefe la recompensó con la cartera de Sanidad de su dirección, y Lastra pasó a ser la nueva número dos.

El nombre de Carcedo ya sonó en las quinielas como posible ministra de Sanidad, por su conocimiento de la materia y por su cercanía con el presidente. Pero Sánchez tiró de la 'consellera' valenciana del ramo, Carmen Montón, con buen cartel porque había logrado iniciar la devolución a la sanidad pública de hospitales privatizados.

Ahora, caída Montón de forma vergonzante por el escándalo de su máster en la Universidad Rey Juan Carlos, sostenida por el presidente con la intención de evitar una segunda crisis de su gobierno en apenas 101 días, se necesitaba un reemplazo rápido y seguro. Carcedo ofrece eso al jefe del Ejecutivo: conocimiento del terreno, sintonía personal y política y una gestión intachable. Su nombramiento aparecerá ya este miércoles en el Boletín Oficial del Estado.

FUENTE: Con información de JUANMA ROMERO - https://www.elconfidencial.com ->> Ir
 

LO + Leído...