domingo, 9 de septiembre de 2018

Los restaurantes más llamativos del mundo

La experiencia que significa comer en un restaurante no solo se ve afectada por la comida, el servicio o la compañía de la que se disfruta. También la marca el lugar y las vistas que rodean dicho momento. Así, hay establecimientos que llaman especialmente la atención por la ubicación en la que se encuentran. Y es que no es lo mismo comer en una plaza o una calle turística que bajo el mar o en una prisión. Esto es lo que proponen algunos restaurantes que apuestan por ofrecer una atmósfera totalmente diferente a sus comensales.
Como veremos a continuación en Alimente, a lo largo y ancho del planeta hay una serie de restaurantes que resultan realmente curiosos por la propuesta gastronómica que lideran, basada en ambientes sin igual.

En una cascada
Quienes disfruten con el agua pero no quieran sentir claustrofobia o temor a encontrarse bajo el mar, pueden hacerlo en un lugar único que se encuentra en San Pablo City, en Filipinas. En Villa Escudero hay un restaurante en el que se come junto a una cascada y que busca que sus comensales se relajen con la gastronomía local, el ruido del agua fluyendo, el canto de los pájaros… Una auténtica experiencia como pocos lugares pueden ofrecer.

En una prisión

Fortezza Medicea es un restaurante que se encuentra en Volterra, Italia, y que llama la atención por estar ubicado en una antigua fortaleza del año 1474 que funciona como prisión para criminales que tienen que pasar una condena menor a 7 años. Ahora funciona también como lugar donde comer entre barrotes y celdas después de que en el año 2006 habilitasen un salón donde trabajarían algunos de los condenados como parte de su proceso de reinserción. Y para calma de todos, los cubiertos son de plástico.

Sobre una roca en una playa paradisíaca

Zanzíbar, en Tanzania, posee algunas playas verdaderamente paradisíacas. Y en una de ellas se encuentra uno de los restaurantes en una ubicación espectacular y con un paisaje sin igual. The Rock es el nombre del enclave que se encuentra en una piedra dentro del mar y al que hay que acceder en una barca para no llegar empapado. Desde él se puede vislumbrar la inmensidad del océano en su horizonte y degustar pescado y marisco fresco obtenido en las aguas colindantes.

FUENTE: Con información de Sergio Gómez - https://www.alimente.elconfidencial.com - ->> Ir
 

LO + Leído...