jueves, 20 de septiembre de 2018

(Panamá) Se complica caso del asesinato donde se menciona al padre David Cosca

Hay elementos que no encajan en el caso del asesinato ocurrido entre el 6 y 7 de julio en el hotel El Panamá. Ayer, tras concluir la audiencia de control, a la que se negó el acceso a los medios de comunicación, la fiscal Patricia Herrera mencionó que no se descarta la participación de otras personas en el crimen y, además de Hidadi Saavedra, se sigue investigando a otras seis.

Sin embargo, a pesar de que ya han transcurrido más de dos meses, solo hay un imputado, Hidadi Saavedra, quien estuvo con Eduardo Calderón horas antes de que su cuerpo fuera encontrado cerca de la piscina del hotel.

Para Holanda Polo, abogada de Saavedra, su cliente es inocente. Ella afirma que Eduardo Calderón murió donde lo encontraron y que no hubo ningún tipo de pleito o altercado en la habitación.

Polo expresó ante el asedio de la prensa que ella tuvo acceso a las secuencias fotográficas del hotel.

Ahí, según dijo, pudo verificar que su defendido y Eduardo Calderón "llegaron al hotel de la calle" y que en ningún momento entraron a la habitación.

Es aquí donde surgen más dudas. En su declaración jurada, Marlene Rodríguez, que presuntamente estuvo con ambos hombres en la pieza #47 esa noche, señaló que abandonó el sitio a la medianoche, luego de una propuesta indecente que le hiciera Hidadi Saavedra.

Lo curioso es que Holanda Polo agregó que Hidadi no presenta rasguño alguno o señal de algún tipo de violencia en el cuerpo y que eso consta en las pruebas que le practicó el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses.

La abogada hasta dejó entrever que la muerte de Calderón pudo haber sido accidental, ya que supuestamente el informe forense dicta que fue con un objeto contundente, que pudo ser la pared o el pavimento del sitio en donde fue hallado.

Siendo así las cosas, y tomando en cuenta que hace más de un mes que la fiscalía a cargo de las pesquisas maneja los videos de las cámaras de hotel, ¿por qué no se presume o se habla de un posible móvil?

Holanda Polo añadió que eso se debe a que los dependientes del hotel borraron parte de la evidencia, ya que cuando Eduardo Calderón fue trasladado al Hospital Santo Tomás, aún estaba con vida.

Entre tantas preguntas que surgen acerca de qué y cómo sucedió todo, el Ministerio Público (MP) no tiene respuesta y se ha amparado en la reserva del sumario para no entorpecer la investigación.

Sacerdote colabora
Javier Quintero, abogado de David Cosca, comentó que el religioso es inocente y sigue colaborando.

No obstante, se conoció que esta semana, el Ministerio Público allanó sus oficinas, en la Iglesia de la Divina Misericordia.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa ->> Ir
 

LO + Leído...