lunes, 17 de septiembre de 2018

(Turquía) Turista recibe brutal golpiza tras conocer a hombre en una discoteca

Fracturas de cráneo, de nariz y de la cavidad ocular. Cerca de 50 puntos de sutura. Una turista británica sufrió una brutal paliza a manos de otro viajero que entró en furia cuando la mujer se negó a tener sexo con él, luego de conocerse en una discoteca de Icmeler.

“El hombre que me hizo esto es un animal, debería estar preso por mucho tiempo”, condenó Emma Higginson. Según relató la víctima al tabloide The Sun, estaba de viaje con amigas cuando compartieron una fiesta con un joven, que aseguró que no tenía lugar para dormir, por lo que le ofrecieron un sofá en el apartamento que alquilaron, según reseñó Infobae.

Allí, Emma, de 35 años, estaba por dormir cuando Declan Marshall, de 27 años, apareció en su cama e intentó tener sexo con ella. Pese a la respuesta negativa, bajo el argumento de que tenía novio, el joven no entendió que “no” es “no”.

“Me golpeó dos veces y me desmayé. Cuando me desperté, estaba en el balcón y había sangre por todos lados”, relató Higginson al diario británico, con quien compartió fotos que muestran la sangrienta escena, con rastros de la violencia en las paredes, sábanas y el piso.

Ante los gritos que despertaron a sus amigos, el atacante huyó del lugar. “Recuerdo que me golpeó muy fuerte dos veces antes de desmayarme”, reiteró.

Marshall, un vendedor de autos, fue arrestado en un hotel cercano por la policía, que lo identificó usando las cámaras de seguridad de la discoteca donde conoció a la víctima.

Según indicó su abogado, el atacante ha desmentido algunas afirmaciones de la mujer, pero añadió: “Mi cliente estaba muy ebrio y no puede recordar mucho más que haberla empujado un poco”. El sujeto permanece detenido y a la espera de una audiencia judicial, mientras Emma continúa hospitalizada.

“Quiero que todos vean lo que este hombre me hizo. Mi madre y mi hermana apenas pudieron reconocerme. Me duele demasiado”, expresó, con las huellas visibles del ataque.

Según añadió, tiene dificultades para hablar, perdió algunos dientes y necesitará una cirugía plástica de reconstrucción facial.


“Solo quiero irme a casa, pero los doctores dicen que mis heridas son muy graves como para viajar”, lamentó.

A su vez, la cancillería británica confirmó que está en contacto con las autoridades turcas para ayudar a la víctima del ataque, así como al agresor con asistencia consular frente al proceso legal.


FUENTE: Con información de http://www.venezuelaaldia.com ->> Ir
 

LO + Leído...