viernes, 19 de octubre de 2018

(Alemania - España) Freshfields asesoró a los principales implicados en los dividendos 'black'

Según los documentos a los que ha tenido acceso El Confidencial y que forman parte del sumario judicial abierto en Colonia por presunto fraude fiscal, la oficina en Madrid del despacho de abogados internacional Freshfields Bruckhaus Deringer emitió opiniones legales para varios de los encausados al menos en dos ocasiones entre los años 2007 y 2012. De hecho, esta firma era una de las preferidas de la trama sospechosa que desplegó esta operativa financiera en varios países de Europa.

La consulta a los abogados especialistas en fiscalidad era parte de la operativa de esta presunta trama, que reservaba parte de su presupuesto para abonar las facturas por asesoramiento legal. Las cantidades en juego eran tan grandes que los implicados querían protegerse ante Hacienda y ante los departamentos tributarios de sus propias empresas. Para dar cobertura a sus actividades, bancos, fondos y gestores de activos inmersos en los negocios cum/ex —una operativa mediante la que se reclamaba a Hacienda la devolución de impuestos nunca pagados, según la administración tributaria de aquel país— contrataban reputados bufetes de abogados que, en cada país, redactaban opiniones legales sobre las consultas fiscales requeridas para justificar lo que, según la Fiscalía de Colonia, la Oficina Central Federal de Tributos alemana y el Ministerio de Hacienda de aquel país, es un fraude.

A esta práctica se la denominaba 'opinion shopping', es decir, buscar el bufete que estuviera dispuesto a decir lo que el cliente necesitaba. “Cuando el experto llegaba a su límite y no se veía en disposición de formular la conclusión legal deseada, se buscaba otro experto legal que estuviera dispuesto a ello”, explica uno de los procesados en su declaración ante la Fiscalía de Colonia. Estos especialistas en derecho tributario asesoraban a los implicados cuando las autoridades alemanas, en su intento por acotar las operaciones cum/ex y limitar lo que consideraban como un daño a las arcas públicas, iban introduciendo sucesivos cambios legales.

En palabras de Hanno Berger, el muñidor del presunto saqueo, las dos opiniones legales que redactó Freshfields Madrid permitieron a la trama concluir que la estructura “funcionaba” en nuestro país. El autor de esos dos textos es, según Berger, el abogado Miguel Klingenberg, responsable entonces de la oficina en Madrid del bufete, y hoy director general de asuntos legales en la petrolera Repsol. Además, Silvia Paternain, socia del despacho, redactó otro documento en el año 2012 que obra en poder de este diario y que explica el funcionamiento del mercado de valores español en lo relativo al pago de dividendos. Tanto Klingenberg como Freshfields han declinado hacer comentarios.

La oficina alemana de este bufete también trabajó para los ahora investigados durante años. Sin embargo, cuando las autoridades de aquel país emitieron la circular que, en teoría, ponía fin de una vez por todas a la práctica del cum/ex, el bufete internacional empezó a recular. En diciembre de 2010, según consta en el sumario, enviaron un 'e-mail' al banco australiano Macquarie, también procesado en esta causa, en el que se advertía de que la modificación legislativa suponía el fin de este tipo de negocios: “El cambio legal propuesto para los fondos alemanes es drástico, puesto que rompe con principios fundamentales que eran de aplicación en el pasado (…). Este es un claro mensaje de que el legislador y las autoridades intentarán desde ahora detener el pago de reembolsos del impuesto sobre los rendimientos del capital por transacciones cum/ex (…). Hemos decidido entre nuestros socios en materia tributaria que ya no emitiremos asesoramiento formal en operaciones cum/ex en general”, decía el texto del mensaje, que forma parte del sumario judicial abierto en Colonia.

Un empleado de Macquarie por aquel entonces aseguraba en otro correo electrónico, fechado en diciembre de 2010 y también contenido en la causa, que a Hanno Berger “le consta que Freshfields participó con el Ministerio Federal de Finanzas y la asociación bancaria [alemana] en el borrador de la nueva ley. Está seguro al 100% de que el Gobierno les ha presionado para que dejen de asesorar sobre actividades cum/ex”. Freshfields Madrid, sin embargo, siguió asesorando a clientes de la presunta red al menos hasta 2012.

FUENTE: Con información de OLAYA ARGÜESO - https://www.elconfidencial.com ->> Ir
 

LO + Leído...