jueves, 11 de octubre de 2018

España no se sumará a la demanda contra presidente venezolano en La Haya

El Gobierno del socialista Pedro Sánchez confirmó hoy que España no se sumará a la demanda impulsada por seis países americanos en la Corte Penal Internacional (CPI) contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que investigue la presunta comisión de crímenes de lesa humanidad.
Así lo adelantó hoy el ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, en rueda de prensa junto a su homólogo brasileño, Aloysio Nunes Ferreira, quien tampoco dio su apoyo a la demanda que prevé presentar Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú ante el tribunal con sede en La Haya (Holanda).

Ambos cancilleres argumentaron que la fiscalía de la CPI inició su propia investigación sobre la situación en Venezuela y que les parece “poco nítida la base jurídica” para acusar de crímenes contra la humanidad a Maduro, en palabras del ministro brasileño.

Nunes Ferreira destacó también que si el candidato ultraderechista Jair Bolsonaro gana el día 28 la segunda vuelta electoral en Brasil, su postura hacia el Gobierno de Venezuela será más “dura”.

En España, el conservador Partido Popular (PP) y el liberal Ciudadanos han pedido al Gobierno de Pedro Sánchez que se adhiera a la demanda de los seis países americanos.

El ministro brasileño destacó que tanto España como Brasil están a favor de “una solución pacífica” en Venezuela a partir de un diálogo serio y alejada de cualquier opción violenta.

Por otra parte, Nunes Ferreira y Borrell insistieron en la necesidad de que se abra una investigación independiente sobre el caso del concejal opositor venezolano Fernando Albán, quien falleció el lunes tras caer por la ventana de la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), donde estaba detenido.

Borrell convocó el martes al embajador venezolano en España, Mario Isea, para pedir explicaciones sobre este suceso.

Un día después, el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, también socialista, tomó distancia de la postura oficial del Ejecutivo de Sánchez y defendió que la propia fiscalía venezolana investigue la muerte de Albán.

Borrell destacó que lo ocurrido a Albán tiene trascendencia “en la psicología española” porque recuerda a algunos casos de presos que murieron al caer por una ventana en los últimos años de la dictadura de Francisco Franco (1939-1975). El ministro puntualizó que no quería establecer paralelismos entre ambas situaciones y que su intención no era anticiparse a los resultados de una hipotética investigación.

FUENTE: Con información de DPA - https://www.sumarium.es ->> Ir
 

LO + Leído...