martes, 2 de octubre de 2018

(España) Un frenazo amenaza al caso Villarejo: el juez opta a presidir la Audiencia de Madrid

El caso Villarejo, abierto hace menos de un año tras la detención en noviembre del comisario en el marco de la operación Tándem, puede quedarse sin instructor directo. El juez de refuerzo del Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional opta a presidir la Audiencia Provincial de Madrid. Tras el cierre del plazo de candidaturas para esta plaza el pasado viernes, el magistrado Diego de Egea figura como uno de los cinco candidatos a ocupar esta plaza, informan a El Confidencial fuentes jurídicas.

Con la incógnita de que se sumen otros aspirantes a través de correo postal durante los próximos días, la pugna para el puesto se dirimirá entre cinco personas. De Egea se disputa el puesto con otro de los jueces que pasaron por la Audiencia Nacional, el conservador Juan Pablo González. Tras ser designado hace unos meses como miembro y ponente de cuatro de los tribunales que deberán juzgar diferentes piezas separadas del caso Gürtel, las acusaciones de este macrosumario de corrupción con casi infinitas piezas anunciaron en masa que pedirían su recusación.

La Fiscalía apoyó estas reclamaciones, al entender que el PP le promocionó a distintos cargos, como el de vocal del Consejo General del Poder Judicial entre 2001 y 2008 o como magistrado de enlace en Francia, y que esto y su participación en al menos cuatro cursos de la Fundación FAES limitaban su apariencia de imparcialidad. Desde el terreno político se presenta, además, al cargo otro candidato vinculado a los populares: uno de los hombres fuertes del exministro de Justicia Rafael Catalá, su ex director general Joaquín Delgado.

A ellos se suman dos candidatas. Concurre Mercedes del Molino, miembro de Juezas y Jueces para la Democracia, y Teresa Santos, procedente del Juzgado de Primera Instancia 52 de Madrid. La plaza se sacó a concurso por acuerdo del pasado 16 de agosto de la comisión permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Parte como favorita la magistrada progresista Del Molino pero, en este punto, no se descarta que haya sorpresas.

García-Castellón, al frente
En caso de ganar la plaza, De Egea abandonaría su puesto de refuerzo para asumir su nueva responsabilidad y el caso Villarejo pasaría de forma automática a depender del titular del Central 6, Manuel García-Castellón. Este Juzgado de Instrucción acumula una elevadísima carga de trabajo, ya que se ocupa de instruir causas complejas del calibre de las abiertas por las tramas Púnica y Lezo, a las que se sumaría la que investiga las actividades ilegales del policía retirado, que suman ya seis piezas en solo 10 meses, la más sensible de ellas desarrollada a partir de las grabaciones a Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, archivada pero aún pendiente de recurso. El titular siempre tendría la opción de pedir ayuda otra vez y solicitar un nuevo magistrado de enlace.

El procedimiento amenaza convertirse en uno de los más extensos existentes. Por el momento, se instruye la conocida como pieza Pit, sobre la extradición del empresario naviero Ángel Pérez-Maura, sumario en el que aparecen salpicados el juez inhabilitado Baltasar Garzón y, en menor grado, la ministra de Justicia, Dolores Delgado. También la llamada King, que se considera la principal, la pieza Land, sobre los dueños de la urbanización La Finca, en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y la pieza Pintor, relativa al marido de la periodista Ana Rosa Quintana, Juan Muñoz. Se añade Iron, contra cuatro directivos de un despacho de abogados que contrataron presuntamente los servicios del policía retirado para hacer un informe de seguimiento de varios antiguos socios. Tres de ellas han sufrido también archivos, contra el criterio de la Audiencia Nacional.

FUENTE: Con información de BEATRIZ PARERA - https://www.elconfidencial.com ->> Ir
 

LO + Leído...