lunes, 22 de octubre de 2018

(Panamá) Gili Ovadía, el hilo conector de Bosco Ricardo Vallarino y Juan Carlos Varela

En 2011, una persona políticamente expuesta (PEP), el entonces alcalde de Panamá, Bosco Ricardo Vallarino, realizó abonos en efectivo por $39 mil para comprarle dos viviendas a Gili Ovadía, en un proyecto conocido como Mirador del Mar, de la promotora Punta Barco Paradise Corp.
Se trataba de las casas N.°3 y N.°4, de 133 metros cuadrados cada una. El proyecto estaba ubicado en el distrito de La Chorrera, en la carretera a Puerto Caimito. El valor de cada inmueble era de 65 mil dólares.

Pero más que Bosco, en la operación resalta el nombre de Gili Ovadía, un empresario bien conectado con el mandatario Juan Carlos Varela y hasta se le atribuye cercanía con el abogado del presidente: Rogelio Saltarín, quien saltó a la fama con la serie de reportajes de La Estrella de Panamá que puso al descubierto la operación de una "procuraduría paralela" y el famoso clan "La Taquilla".

Ovadía no es desconocido en el Palacio de las Garzas. Era el hombre N.°27 de los 47 empresarios que Juan Carlos Varela se llevó a su gira a China continental, en noviembre de 2017.

Gili Ovadía iba en representación de la compañía Go Group Desarrollo Infraestructura, revelan documentos oficiales.

Pero las conexiones de Ovadía no son solo en el campo comercial, sino que hay una mayor cercanía con Varela casi amical, a tal punto que el 11 de marzo de 2011 formó parte de la ronda de bailes junto al mandatario en el Purim, festividad judía carnavalesca, que se desarrolló en el club hebreo. Paralelamente se celebraba una boda.

Hasta ahora, se desconoce si Bosco fue el hilo conector entre Varela y Ovadía, pero lo que sí resulta curioso, por decir lo menos, es que el vendedor de las dos casas del proyecto Mirador del Mar no requirió que pagos tan cuantiosos, que suman 39 mil dólares, se hicieran mediante cheques, como regularmente se hace en ese tipo de operaciones.

El Mirador del Mar es desarrollado por la promotora Punta Barco Paradise, que tiene como directivo a Gili Ovadía. Este proyecto consta de 132 residencias, cuyos costos ahora superan los $100 mil.

Para esa época, estaba ya vigente parte de las regulaciones que se exigen al sector empresarial para ejecutar la debida diligencia sobre el cliente o la política "conozca a su cliente".

Para la promesa de compraventa de las casas N.°3 y N.°4 del Mirador del Mar, el entonces alcalde panameñista utilizó la Fundación Iskander, creada mediante la escritura N.°1538 del 11 de marzo de 2005. Bosco es el fundador y presidente, y los miembros del consejo son sus familiares.

Renuncia
A la larga, a Bosco le salió algo mal en el camino, tuvo que renunciar a la alcaldía y no pudo aportar más abonos.

El 10 de abril de 2013, el ingeniero Iván Vicente Rodríguez, de Punta Barco Paradise, rescindió el contrato de compraventa y el panameñista perdió los 39 mil dólares que abonó en efectivo.

FUENTE: Con información de http://panamaamerica.com.pa ->> Ir
 

LO + Leído...