jueves, 18 de octubre de 2018

(Turquía) ¿Qué le pasó a Jamal Khashoggi? Claves para entender la muerte del periodista saudí

Descuartizado vivo en siete minutos mientras sus asesinos escuchaban música en un consulado: al menos esto es lo que dice un informe difundido por el 'Wall Street Journal' sobre la desaparición y (presunto) asesinato del periodista Jamal Khashoggi a manos de 15 agentes. Al periodista, que llevaba tiempo viviendo en Estados Unidos y escribiendo en el prestigioso 'Washington Post', se le vio por última vez entrando en el consulado saudí de Turquía, edificio del que nunca salió. Después de ese día y tras la denuncia de su desaparición, se han ido sucediendo las informaciones acerca de su volatilización hasta llegar al último informe, que pone en la picota al reino saudí.

Una de los puntos clave del caso es conocer a Jamal Khashoggi: fue ayudante cercano del antiguo jefe de la Inteligencia saudí, entrevistó a Osama bin Laden en Sudán y trabajó en diferentes medios de comunicación en su Arabia Saudí natal. Fue cerrando filas con la familia real saudí y rompió definitivamente con las autoridades del reino durante las 'primaveras árabes', al convertirse en "crítico feroz" de la estrategia de Riad. Era sobrino de Adnan Khashoggi, multimillonario y uno de los despilfarradores más extravagantes del mundo, conocido exportador de armas a Arabia Saudí y con un "papel central" en el Gobierno estadounidense en las operaciones de la CIA para vender armas a Irán.

En 2017 optó por exiliarse, después de numerosas detenciones de activistas y defensores de Derechos Humanos, clérigos, economistas, blogueros y cualquier crítico con las autoridades de Arabia Saudí. Y entonces decidió viajar a Estados Unidos, donde seguía ejerciendo su profesión para el 'Washington Post'. La última columna que firma con su nombre aparece en la web del periódico completamente en blanco, con una anotación del editor: "Jamal Khashoggi es un periodista y escritor saudí, y columnista para la sección de Opiniones Globales del 'Washington Post'. Las palabras de Khashoggi deberían aparecer en este espacio, pero no se ha sabido nada de él desde que entró en el consulado saudí en Estambul para un asunto consular rutinario el martes por la noche".

Sus últimas palabras escritas —no las que tenía que escribir— se dirigían a su país: 'El príncipe heredero de Arabia Saudí debe restablecer la dignidad de su país, poniendo fin a la cruel guerra en Yemen'. Bajo este titular, Khashoggi evitaba comparar al príncipe saudí, Mohamed bin Salman, con el líder sirio, Bashar al Assad, pero sugería que "si la guerra en Yemen continúa adelante adquirirán valor las voces que dicen que Arabia Saudí está haciendo en Yemen lo mismo que el presidente Al Assad, los rusos y los iraníes están ahciendo en Siria". Después de este texto, silencio. ¿Qué pasó desde entonces?

¿Por qué fue al consulado saudí?
Khashoggi acudió a la misión diplomática saudí en Estambul para recoger unos documentos necesarios para casarse con su novia, de nacionalidad turca, un trámite completamente rutinario. Ella le esperaba fuera del edificio, del que nunca salió. Khashoggi había acudido días antes al mismo consulado, el 28 de septiembre, para obtener el certificado de divorcio de su exmujer; entonces, se le pidió que regresara después. La cita estaba fijada, tal y como recoge la cadena BBC, para el día 2 de octubre a las 13:30. El saudí llegó al consulado 16 minutos antes de la hora de la cita.

Si bien habría dicho a sus compatriotas que en su primera visita a la misión diplomática saudí en la ciudad turca había recibido un tratamiento cordial, antes de entrar por segunda (y última vez) advirtió a su esposa de que llamara a un asesor del presidente turco en caso de que no saliera del edificio. Su pareja, Hatice Cengiz, lo esperó durante diez horas, y regresó al día siguiente. Pero no supo nada del que iba a ser su marido.

En lo que parece ser su perfil de Twitter (@mercan_resifi, que significa 'arrecife de coral') tiene publicada una imagen del mismo día en que Khashoggi desapareció, con el breve texo: 'Así estoy viendo los últimos días de verano'. El siguiente, dos días después: "Desde el martes hasta ahora me falta, y yo soy la única que lo vio antes de entrar en el consulado". El último mensaje escrito por ella es de hace solo dos días: "El Todopoderoso dijo: Quien mata a un creyente intencionadamente merece de castigo el infierno inmortal, y sobre él que caiga la ira de Dios y una maldición que prometa un gran tormento".

Los lazos del príncipe saudí con los 15 agentes
El mismo día que Khashoggi entró por última vez al consulado, con una cita programada previamente, aterrizaba en Turquía una delegación de 15 saudíes en dos aviones. El equipo visitó el consulado el mismo día que el periodista fue visto por última vez y poco después regresó a Arabia Saudí. El diario turco 'Sabah' publicó la lista de estos 15 hombres y a los que ya señalaba como presuntos culpables. Según el mismo diario, uno de los 15 agentes saudíes era un experto forense en la agencia de seguridad interna de Riad; otro, un teniente de la Fuerza Aérea del reino. En resumen: todos ellos trabajaban para el Gobierno saudí, tal y como recoge el 'The New York Times'.

Cinco de los 15 implicados en la desaparición del disidente saudí son cercanos al príncipe heredero, Mohamed bin Salman. De hecho, uno de ellos, Maher Abdulaziz Mutreb, es uno de sus acompañantes habituales en los viajes al extranjero. El diario 'The New York Times' lo ha identificado desembarcando de su avión en París y Madrid, y entre su círculo de seguridad en Naciones Unidas, Houston y Boston. Otros tres implicados también son parte del equipo de seguridad de Mohamed bin Salman.

Las historias que rodean el caso de la desaparición del periodista apuntan a que estos 15 agentes asesinaro a Khashoggi, cuyo cuerpo habría sido disuelto en ácido o troceado y sacado del país en valija diplomática. Esta última opción es la que baraja el periodista turco Turan Kislakçi, amigo personal de Khashoggi y dirigente de la Asociación de prensa turco-árabe, quien aseguró el pasado domingo que el asesinato de su colega en la legación estaba "confirmado", aunque no aclaró sus fuentes. En declaraciones al diario 'Hürriyet', Kislakçi añadió este lunes que el cadáver de Khashoggi fue troceado y posteriormente sacado del consulado mediante valija diplomática por un equipo de 15 agentes saudíes. La prensa turca informó que después de que Khashoggi entrara en el consulado, salió un convoy de vehículos del recinto, entre ellos una furgoneta con los cristales tintados que pasó del consulado a la zona de la residencia del cónsul.

Una furgoneta sospechosa
Si bien no ocurre al principio, Arabia Saudí acaba dando su luz verde para que las autoridades turcas registren el consulado del reino wahabí en Estambul. "Las autoridades saudíes han hecho saber que están abiertos a la cooperación y que se podrá hacer un registro del consulado general (en Estambul)", anunció el Ministerio de Exteriores de Turquía en un comunicado. Las autoridades saudíes rechazan su responsabilidad en la desaparición del disidente, pero Turquía exhorta a los del reino a demostrar "con imágenes" de las cámaras de seguridad que no tuvieron nada que ver en su volatilización.

Durante nueve horas registran la legación diplomática un equipo de expertos turcos a los que luego se sumaron varios de un equipo saudí. Se buscaron rastros de sangre y muestas de ADN del periodista, empleando luces ultravioleta y luminol. Después de esto, pasaron a registrar la residencia del cónsul, adonde se dirigió presuntamente una furgoneta que salió del edificio institucional después de la desaparición de Khashoggi.

¿Admitirán los saudíes que está muerto?
Días después y sin avances en la información, varios medios estadounidenses adelantan que Arabia Saudí tiene previsto reconocer que el periodista murió estando bajo su custodia en el consulado, en un interrogatorio que se les habría ido de las manos a las autoridades del reino. Según la CNN, el Gobierno saudí estaba preparando un documento en el que tenía pensado explicar que Khashoggi había sido asesinado por agentes que actuaron sin el visto bueno del Gobierno saudí.

Descuartizado en siete minutos
Sin embargo, antes de que ese informe salga a la luz, lo que se publican son una serie de grabaciones de sonido que revelan que el periodista fue desmembrado en la legación diplomática mientras aún estaba vivo, al tiempo que sus asesinos escuchaban música. ¿Quiénes son los asesinos? Según el informe del 'Wall Street Journal', los 15 agentes saudíes que volaron a Turquía el mismo día que Khashoggi tenía su cita en el consulado.

FUENTE: Con información de T.F. - Á. M. - https://www.elconfidencial.com ->> Ir
 

LO + Leído...