viernes, 9 de noviembre de 2018

(Colombia) Farmatodo planea duplicar su operación en el país

En 10 años, Farmatodo ha consolidado 55 tiendas en Colombia. Ahora, con el conocimiento que ha ganado del mercado, se propone en tres años completar los 100 locales e incursionar en nuevas ciudades del país.
Juan Carlos Saldarriaga, country manager de Farmatodo en Colombia, explica el plan para acelerar la expansión.

¿Cómo están ahora en el país?

Cumplimos 10 años, tenemos 55 puntos en Bogotá, Cartagena, Barranquilla, Santa Marta, Valledupar y Villavicencio. Nuestra intención es en los próximos tres años es crecer a nivel nacional. Del total, en la capital operamos y 38 locales, dos Chía y Villavicencio y otros 15 en la Costa.

¿Cómo será la expansión en Colombia?

Farmatodo está lista para acelerar y tenemos las perspectiva para llegar a 100 tiendas en los próximos tres años. Las ciudades donde no estamos aportarán los nuevos puntos, pero también hay oportunidades en las capitales donde ya opera.

¿Cómo les ha ido?

Son 10 años de la compañía en Colombia, a través de un formato muy innovador porque ni existía ni existe aún. Se puede encontrar todo lo que se requiera en medicamentos, belleza, cuidado personal y bebé, de una manera muy conveniente, con una experiencia superior y con un proceso y un modelo operativo que de verdad no es común acá. No es ni droguería, ni un supermercado, es un formato diferenciado.

Además de las categorías, el enfoque y de la magia de la compañía es ubicar sus puntos de venta de manera conveniente y poder estar en los momentos que el cliente necesita o que son muy oportunos para que el cliente pueda satisfacer sus necesidades.

¿Irán a otras ciudades?

Necesitamos entrar a las demás. Estamos en el proceso de ubicación en las diferentes ciudades que nos hacen falta. Claramente a Cali, Medellín y Bucaramanga debemos entrar en los próximos tres años, empezando en el 2019.

¿Cuál será la inversión?

Sabemos cuánto nos cuesta abrir cada tienda. En el corto plazo, de años y medio, unos $15.000 millones. En todo caso habrá qué ver cuál es la estrategia omnicanal, cuánto va a vender por canales de venta y cuánto por medios virtuales.

¿El formato venía así de Venezuela?

Tiene el respaldo de 100 años de experiencia. Nació en 1918 con Farmacia Lara y a partir de ahí empieza un proceso de innovación enfocado en el cliente y amoldado en las tendencias del tiempo.

Es así como hace un año se lanzó la aplicación móvil y la página Web. Hoy, los canales virtuales representan el 20% de las ventas totales. Realmente es un éxito y es parte de la evolución continua.

¿Dónde opera la marca?

En Venezuela y en Colombia. Estamos próximos a entrar a Argentina, desde Venezuela y en forma directa.

¿Cuál es el secreto de los buenos resultados?

Antes dominaban las farmacias tradicionales y las cadenas de farmacias con un formato amplio. Farmatodo es dos o tres veces más grande que el resto de la competencia. Estamos hablando de 350 a 450 metros cuadrados. Es un formato mucho más grande con iluminación, estanterías altas, y una oferta completa. Eso, sumado al modelo operativo. Todo el abastecimiento que tenemos esta en nuestro centro de distribución a través de un modelo que busca garantizar disponibilidad continua. Eso no se nota sino cuando el cliente encuentra lo que necesita. Adicionalmente, está todo el modelo de servicio que tenemos en los equipos que operan la tienda, dentro de un concepto de experiencia superior.

¿Cuánto crecerá Farmatodo en el 2018?

Pensamos crecer por encima del 15%, lo que crecimos el año pasado. Estaremos cerca a los $370.000 millones. Generamos más de 800 empleos directos.

¿Y las perspectivas para el año entrante?

Todo mercado tiene su ciclo y el colombiano ha demostrado que tiene la capacidad de recuperarse. Nosotros no confiamos solo en el mercado, sino en la capacidad de ganar participación. Sin embargo, esperamos una buena perspectiva para el 2019.

¿Tienen marcas propias?

Sí, bajo el nombre Farmatodo tenemos productos fabricados por proveedores locales. Tenemos en algodón, alcohol, desinfectantes para las manos y, en general, en la línea que se denomina primeros auxilios. Todavía no tenemos una participación importante en marcas propias. Tenemos la intención de incursionar pronto en categorías de más valor.

¿Cuál es la composición de oferta por categorías?

El 50% es medicamentos y del resto la mayoría se lo lleva cuidado personal y siguen belleza, bebé y conveniencia, en su orden.

¿Cuál es la percepción del consumidor sobre los precios?

Nosotros hemos venido trabajando en ese tema. Indudablemente, a nivel sicológico el formato puede generar algo de inquietudes respecto al precio. Tenemos una herramienta avanzada de seguimiento continuo de precios. Comunicamos que ‘Darte más no te cuesta más’ pero, además, de manera frecuente monitoreamos que eso sea cierto comparando y ajustando precios frente a los competidores.

¿La operación en Colombia es aparte a la de Venezuela? ¿Cómo está la corporación dada la crisis en ese país?

Es una inquietud común que tiene la gente.

La operación funciona normalmente, nosotros tenemos la oficina corporativa en Venezuela y reportamos allá y recibimos soporte desde allá.

Colombia genera sus propios recursos tanto para operar como para crecer. Pero allá Farmatodo fluye con normalidad. El reto es el abastecimiento y tienen proveedores locales que se han acomodado a los cambios y los retos que se han presentado en Venezuela, y operan muy bien, siempre cumpliendo con las normas que exige el Gobierno de turno.

 

LO + Leído...