domingo, 4 de noviembre de 2018

(EE.UU.) La DEA alerta de peligros por el resurgimiento del mercado de la cocaína

La Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA) alertó de las graves consecuencias que “probablemente” tenga el resurgimiento del mercado de la cocaína en el país, en el que el 93 % de esta sustancia procede de Colombia, según su Evaluación Nacional de la Amenaza por Drogas de 2018.
El crecimiento de la disponibilidad de esta droga, así como su uso, volvió a incrementarse en Estados Unidos el pasado año, lo que aumentó la preocupación de las autoridades por esta situación, que les hace prever una subida en el número de muertes por sobredosis de cocaína para el presente año.

“La oleada continuada en el cultivo y la producción se traducirá probablemente en un mayor incremento de la disponibilidad doméstica, en una reducción de los precios internos y -junto a la crisis de opiáceos en curso- en más muertes por sobredosis en 2018”, explica el informe anual de la agencia.

La DEA augura que los niveles de disponibilidad actual y los bajos precios motivarán que esta tendencia de riesgo se mantenga a corto plazo.

“Los niveles récord de cultivo de coca y de producción de cocaína en Colombia, la principal fuente de la cocaína incautada y analizada en EE.UU., ha ampliado el mercado de cocaína, liderando el incremento del abuso interno” en el país, recoge el documento.

Según la DEA, el 93 % de la cocaína incautada en 2017 en territorio estadounidense proviene de Colombia.

Las organizaciones transnacionales mexicanas, incluyendo el cartel de Sinaloa y el Cartel jalisco de Nueva Generación, se mantienen como la mayor amenaza criminal de droga en EEUU. “Estos son las principales fuentes de venta total para bandas locales responsables de la distribución a nivel de calle”.

La agencia también enfatizó en que el 59 % de la cocaína analizada en 2017 era “sin cortar”, es decir, que no le había añadido ninguna sustancia adulterante o diluyente.

La cifra de esta droga “sin cortar”, que representa un incremento “significativo” respecto a 2016, está “directamente relacionada” con la cocaína exportada desde Colombia y con la disponibilidad en EE.UU.

“La última vez que el porcentaje de ladrillos de cocaína sin cortar excedió el 40 % fue en 2007: el año de la década anterior con mayor disponibilidad interna de cocaína”, recuerda el documento.

Según el informe, las organizaciones criminales transnacionales de Colombia continúan usando Ecuador y Venezuela como puntos de trasbordo de envíos de cocaína dirigido as México, América Central y el Caribe. Gracias a esfuerzos de contención exitosos de el gobierno colombiano, estas organizaciones han llevado una importante parte de sus actividades de narcotráfico a países vecinos fuera del alcance de las autoridades de Colombia, generalmente transportando grandes cantidades de cocaína a zonas remotas en Venezuela y Ecuador, hasta que puedan asegurar transporte aéreo a sus destinos.

El informe también se hace eco de un aumento del fentanilo en los suministros de cocaína, lo que está “exacerbando” los problemas por abusos de esta, acelerando las muertes por sobredosis de la misma.

De acuerdo al documento, en 2016 -el último año con registros- se produjeron 10.375 muertes por sobredosis en las que estuvo involucrada la cocaína, la cifra más alta desde al menos 2006, y que lleva creciendo desde 2012.

Sin embargo, en una gran parte de estos fallecimientos (4.184 muertes) la cocaína estaba mezclada con opiáceos.

FUENTE: Con información de EFE - https://es.panampost.com
 

LO + Leído...