jueves, 29 de noviembre de 2018

(EE.UU.) Miembro del gabinete de Trump salvó de la cárcel a su amigo acusado de pederastia Jeffrey Epstein

Una investigación prolija publicada el 28 de noviembre por el Miami Herald —que aún es muy poco en comparación a todo lo que debería salir a la luz— expone cómo Jeffrey Epstein, el multimillonario pedófilo y amigo de los Clinton y de Donald Trump, formó una gran red de culto reclutando chicas menores de edad con la ayuda de jóvenes reclutadoras, para forzarlas a tener actos sexuales detrás de los muros de su opulenta mansión frente al mar.
Epstein llamaba a una chica distinta para masajearlo y estimularse sexualmente hasta tres veces al día, según descubrió la policía de la ciudad de Palm Beach. En 2007, el hoy Secretario del Trabajo en la administración Trump, Alexander Acosta, se reunió con su ex colega, el abogado de Washington, DC, Jay Lefkowitz, para acordar la imposición de un recurso de súplica extraordinario que salvó a Epstein de ir a prisión y delatar su célebre red pedófila. Diversas fuentes han documentado que el controversial pedófilo Jeffrey Epstein también es dueño del famoso avión “Lolita Express” en el que viajaba con políticos y famosos de Hollywood a una isla donde abusaban sexualmente de niños. Pero el artículo de Miami Herald no documenta el sacrificio humano infantil que se practicaba en la isla ni en la mansión de Epstein, ni tampoco su conexión con el Mossad israelí. Según información filtrada por los editores del medio de comunicación Veterans Today, Epstein también filmaba a las chicas de su red de menores de edad mientras estas interactuaban con sus invitados para que el Mossad israelí pudiera usar las grabaciones para comprometerlos y chantajear a muchos de ellos, pues eran políticos. En opinión de Veterans Today, la omisión de estos temas se debe a que la situación de Epstein y sus controladores se encuentra “a la espera del estallido de revelaciones y divulgación de la verdad que vendrán de la mano con la operación Israel-gate en 2019.”

Cómo el multimillonario pedófilo Epstein fue salvado de ir a prisión
Una década antes del caso #MeToo, un delincuente sexual multimillonario de Florida obtuvo la oportunidad de su vida.

Una mañana de octubre de 2007, el principal fiscal federal de Miami, Alexander Acosta, desayunó con su ex colega, el abogado de Washington, DC, Jay Lefkowitz.

Fue una reunión inusual para el entonces fiscal de 38 años, una estrella republicana en ascenso que había servido en varios puestos de la Casa Blanca antes de ser nombrado abogado de los EE.UU. En Miami por el presidente George W. Bush.

En vez de reunirse en la sede del fiscal en Miami, los dos hombres, con raíces profesionales en el prestigioso bufete de abogados Kirkland & Ellis de Washington, se reunieron en el Marriott en West Palm Beach, a unos 70 kilómetros de distancia. La reunión fue especialmente importante para el enviado especial de los Estados Unidos a Corea del Norte y abogado corporativo de 44 años, Jay Lefkowitz.

Su cliente, el multimillonario de Palm Beach, Jeffrey Epstein, de 54 años, fue acusado de formar una gran red de culto formada por chicas menores de edad, con la ayuda de jóvenes reclutadoras, para forzarlas a tener actos sexuales detrás de los muros de su opulenta mansión frente al mar, tan a menudo. Epstein llamaba a una chica distinta hasta tres veces al día, según descubrió la policía de la ciudad de Palm Beach.

En esta mansión ubicada El Brillo Way, en Palm Beach, las niñas, reclutadas por otras niñas, llegaban en taxi o automóvil, y eran recibidas en la cocina por un miembro del personal de Jeffrey Epstein. Enseguida subían una escalera y eran recibidas por Epstein, vestido con una toalla. ->>Vea más...


FUENTE: Con información de Agencias - https://www.mentealternativa.com
 

LO + Leído...