domingo, 4 de noviembre de 2018

(España) Esta es la "dignidad inteligente" de Alsasua: "Fascistas, iros a vuestra casa"

El Gobierno de Uxue Barkos había pedido a los vecinos de Alsasua, un municipio de 7.000 habitantes caracterizado por la “defensa de la libertad, la pluralidad y la honradez”, que dieran una respuesta desde la “dignidad inteligente” al acto de España Ciudadana, la plataforma civil de Ciudadanos, y al que han acudido dirigentes de Vox y el PP. Pues la réplica desde la “dignidad inteligente” se ha articulado con el lanzamiento de piedras contra el vehículo del líder de la formación naranja, los gritos de “fascitas”, “terroristas” o “hijos de puta” a los asistentes, el arrojo de estiércol en el lugar del acto en las horas previas a la celebración del mismo o la utilización de todo tipo de medios y vías encaminadas a boicotear el desarrollo del acto político.

La presencia de estas tres formaciones para rendir un homenaje a la Guardia Civil cumplidos dos años de la brutal paliza que recibieron dos agentes de este cuerpo y sus parejas, y por la que ocho jóvenes han sido condenados a penas de entre dos y trece años de cárcel, ha puesto en pie de guerra a los vecinos de este municipio, que han tratado de impedir el buen funcionamiento del acto. El amplio dispositivo policial, conformado por numerosos agentes de la Policía Foral y la Guardia Civil, ha impedido que la fuerte tensión existente pasará a mayores y derivara en enfrentamientos.

La protesta por el acto de este domingo, muy presente desde días atrás en la calle con numerosas pancartas y carteles en contra de Ciudadanos, Vox y el PP y sus líderes, se ha evidenciado desde primera hora de la mañana, cuando la céntrica plaza de los Fueros ha amanecido con estiércol para recibir a estas formaciones. A medida que se acercaba la hora del evento, numerosos vecinos se han ido concentrando en torno a este punto, cuyos accesos estaban controlados por la Policía Foral, para “ver el teatro”, como han dejado constancia muchos de ellos de forma despectiva.

Los ánimos se han caldeado con llegada de los asistentes al acto, algunos de los cuales portaban banderas de España, Navarra y Europa, que han sido recibidos al grito de “fascitas” y “terroristas” y con consignas como “fuera de aquí”, “dejad al pueblo en paz” o “iros a vuestra puta casa”. La respuesta de los presentes ha sido enarbolar las enseñas y realizar vivas a España y la Guardia Civil. La réplica ha llegado desde el otro lado con gritos a favor de los presos de ETA y la independencia, y con el mensaje de “borroka da bide bakarra (la lucha es el único camino)”.

El mural con las fotos de algunos de los condenados por la agresión a los dos guardias civiles y sus parejas bajo el lema de ‘Utzi Altsasu bakean (Dejad a Alsasua en paz)’ que preside la plaza de los Fueros ha sido ‘vestido’ con banderas españolas a su alrededor. Donde durante dos años ha habido decenas de pancartas de apoyo a los agresores, hoy ha habido mensajes de apoyo a la Guardia Civil. Donde durante 24 meses se han escuchado decenas de gritos en favor de los agresores, hoy se ha oído el grito de "libertad". “Cuando agreden a un guardia civil agreden a la convivencia y están intentando liquidar el Estado”, ha aseverado Rivera entre continuos gritos de “presidente, presidente”.

La presencia de Vox, con su líder Santiago Abascal a la cabeza, había incomodado a los dirigentes de Ciudadanos, y más tras las acusaciones que había vertido contra la formación naranja en los últimos días. Abascal ha optado por permanecer en un discreto segundo plano, fuera de los focos, en la parte de atrás de una plaza que estaba a rebosar, con más de medio millar de asistentes. Por parte del PP han acudido el exdirector general de la Policía Nacional y actual portavoz de este partido en el Senado, Ignacio Cosidó, y la presidenta territorial, Ana Beltrán.

En su discurso, Rivera ha sido muy contundente contra el nacionalismo, denuncia que ha estado acompañada con los insultos de los vecinos del municipio que permanecían apostados en las diferentes entradas de la plaza tras el cordón policial, y que han intentado silenciar con sus abucheos, silbidos y gritos las palabras del líder de la formación naranja. “Hijo de puta”, “manipulador”… se oía desde las calles aledañas en respuesta a sus palabras. Ha habido ataques verbales, pero también físicos, con el lanzamiento de piedras contra el vehículo de Rivera, como ha denunciado durante su intervención. “Todas las ideologías caben en democracia siempre que respeten la Constitución y las reglas de juego; estoy dispuesto escuchar a los que nos han tirado piedras, pero no estoy dispuesto a que nos tiren piedras”, ha advertido.

El acto político se ha celebrado entre los intentos de algunos vecinos por boicotear el desarrollo del mismo. Las campanas de la iglesia situada junto a la plaza han estado repicando durante buena parte de la primera parte del acto, lo que ha dificultado sobremanera escuchar la inicial intervención de Beatriz Sánchez, una de las víctimas del atentado de ETA a la casa cuartel de Zaragoza en 1987. Las tretas para afectar al desarrollo del acto e impedir que los asistentes oyeran los discursos han incluido también la celebración de un concierto de rock, el sonido de una molesta sirena o hasta el lanzamiento de alguna bengala o cohete. Incluso, Rivera no ha pasado por alto el constante sonido de las campanas y, de forma irónica, ha dado las gracias por este requipe "por las víctimas del terrorismo".

El Gobierno de Barkos había expresado su rechazo al acto de este domingo al enmarcarlo en la “utilización” que se hace de este municipio “y por extensión de Navarra” para “recrear la imagen de un enemigo al que batir y que nos retrotrae a posiciones extremas más propias de tiempos pasados”. Por ello, había exigido “proporcionalidad” y “responsabilidad” a las tres formaciones que respaldaban el evento, tanto en sus afirmaciones como en sus actuaciones. Por su parte, a los vecinos de Alsasua les había reclamado que la respuesta a dar ante esta presencia "se incardinara siempre en la dignidad inteligente, la madurez democrática y el civismo”.

Los aplausos y los vivas a España y la Guardia Civil se han sucedido en la plaza, donde también ha intervenido el filósofo Fernando Savater, quien durante largos años ha estado en la diana de los terroristas. Ha sido media hora larga de acto cargado de gran simbolismo para la derecha española. Como ha evidenciado Rivera, la celebración de este homenaje a la Guardia Civil en Alsasua hace que “salga fortalecido el constitucionalismo del siglo XXI”. A la finalización del acto, los cuerpos policiales han escoltado a los asistentes hasta los autobuses entre nuevos gritos de "fascistas" y "terroristas" sin que se produjeran incidentes. Algunos vecinos, con sorna, les han despedido con pañuelos.

A escasos metros de la plaza de los Fueros, en la plaza de Iortia, los vecinos han organizado diversas actividades en un espacio bautizado como 'de derechos y libertades' para denunciar que que estos derechos son "pisoteados por quienes nos imponen su visita". La protesta también se evidenció ayer sábado en las calles de esta municipio con una manifestación para dejar constancia de que Ciudadanos, Vox y el PP "no son bienvenidos en nuestro pueblo, no queremos ni verlos por aquí".

FUENTE: Con información de JOSE MARI ALONSO - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...