miércoles, 21 de noviembre de 2018

(España) FMI baja la previsión de crecimiento y alerta que el país incumplirá el déficit

Por la mañana fue la OCDE y por la tarde ha sido el turno del FMI. Los dos organismos internacionales han rebajado este miércoles su previsión de crecimiento para España en un contexto de desaceleración de la economía. El Fondo, que en octubre estimó un avance del PIB del 2,7% para este año, ha recortado en dos décimas esta previsión, hasta el 2,6%, y la mantiene sin cambios para 2019, en el 2,2%. De esta forma, el FMI se sitúa ya por debajo del Gobierno en su estimación oficial, ya que las estimaciones del Ministerio de Economía apuntan a un crecimiento una décima superior en los dos años.

"La economía española sigue recuperando el terreno perdido durante la crisis", reconoce el FMI, aunque señala que el ritmo de crecimiento se irá moderando en los próximos años para converger con el crecimiento del PIB potencial, que el Fondo estima en el entorno del 1,75%. Tal y como explicaba la OCDE en su informe, el FMI señala que el crecimiento se sostiene sobre la demanda interna: consumo privado y público y la inversión en construcción y en maquinaria.

El FMI advierte de que el ritmo de crecimiento se irá moderando si España persiste en su decisión de ignorar las reformas estructurales que necesita el país. "Los directores del FMI señalaron que, a pesar de los logros, varios riesgos a la baja están nublando las perspectivas a medio plazo", explica el FMI en su informe. El organismo dirigido por Christine Lagarde solicita al Gobierno que ponga en marcha las políticas que permitan "aumentar la resiliencia de la economía, reduzcan la deuda pública, mejoren la productividad, reduzcan la desigualdad y aumenten el empleo, en especial de largo plazo y el joven".

El Fondo ha puesto el foco en especial en el elevado déficit y deuda públicos, que suponen la principal vulnerabilidad de la economía española. "Dados los elevados niveles de deuda pública, España necesita recuperar la consolidación fiscal y bajar la deuda pública más rápido", señala el FMI. Según sus previsiones, España incumplirá el objetivo de déficit este año y también el próximo, lo que pone en entredicho el compromiso presupuestario del país. En concreto, para 2018, estima un desfase del 2,8% del PIB, una décima por encima del compromiso asumido por el Gobierno. De cara a 2019, el déficit apenas se reducirá al 2,4% del PIB, esto es, seis décimas por encima del compromiso asumido.

El directorio del FMI ha tomado nota de los planes del Gobierno para captar ingresos adicionales, señalando que las medidas planteadas para elevar los ingresos pueden reducir el déficit, ayudar a financiar más gasto social y contribuir a reducir la desigualdad, mientras alentó a las autoridades a recortar gradualmente los bienes y servicios que disfrutan de IVA reducido, así como a abordar las ineficiencias del sistema tributario y subir los impuestos medioambientales.

La responsable de la misión del FMI para España ha señalado que, dado el "nivel de riesgo" de la deuda pública, el país probablemente se vería forzado a recortar el gasto o subir los impuestos en caso de que la economía se viera afectada por futuras sacudidas, mientras que en caso de que la deuda y el déficit fueran inferiores, España se encontraría en una mejor posición para estabilizar la economía y proteger a los ciudadanos de bruscos cambios en el desempleo. "Esto crearía el margen y los recursos que podrían usarse en el futuro cuando fueran necesarios", ha apuntado Schaechter.

FUENTE: Con información de J. G. JORRÍN - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...