miércoles, 28 de noviembre de 2018

(España) Las empresas en China acusan el impacto de la falta de personal cualificado

Casi todo fueron buenas palabras y positivas declaraciones de intenciones. Sin embargo, los presidentes, consejeros delegados y directores generales de 17 empresas españolas y 15 firmas chinas han aprovechado la visita de Estado de China a España para advertir de los problemas derivados de la falta de personal cualificado.
En su escrito de conclusiones, al que ha tenido acceso El Confidencial, "subrayan la falta de personal cualificado con formación técnica (industria química, cerámica, textil y calzado, entre otros), lo que está provocando un aumento de los costes de producción y dificulta los procesos productivos debido a los parones que se producen en las fábricas por la gran rotación y falta de personal cualificado".

Concretamente, esta es una de las 12 conclusiones firmadas por las compañías encabezadas por el presidente de Gestamp y del Instituto de Empresa Familiar, Francisco Riberas. Las autoridades gubernamentales de los dos países han recibido las recomendaciones de los representantes de las multinacionales que proceden de sectores tan diversos como el financiero (Santander y BBVA), la energía (Repsol, Técnicas Reunidas y Siemens Gamesa), la automoción (Gestamp y Grupo Antolín), el turismo (Meliá), los transportes (Iberia y Alsa), el comercio (El Corte Inglés), el consumo (Osborne), el ocio (LaLiga) o la tecnología (Indra, Maxam y Grupo Mondragón).

En la primera reunión del Consejo Asesor Empresarial Hispano-Chino, copresidido por la secretaria de Estado de Comercio de España, Xiana Méndez, y por el ministro de Comercio de la República Popular China, Zhong Shan, las compañías chinas y españolas pidieron que "se facilite la movilidad de talento, mediante el establecimiento de una política de visados y permisos de trabajo que permita la movilidad entre España y China, y paliar el problema de la falta de personal técnico cualificado, a través de una colaboración más estrecha entre las autoridades locales chinas y las empresas industriales, con el objeto de desarrollar programas de formación profesional técnica".

Por parte de China, han participado gigantes como los bancos ICBC y CDB, Huawei, Alibaba, Tencent, Air China, Shanghai Electric, Beijing Automotive y las corporaciones nacionales de aviación, petróleo, petroquímica, naval, comunicación e ingeniería energética.

A los anteriores se adhirieron la CEOE y la Asociación de Contratistas Internacionales de China (Chinca).

Temor a la hora de exportar alimentos
Convocados en el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio este mismo martes, los empresarios han mostrado otras preocupaciones. En concreto, transmiten su temor a que los certificados de seguridad alimentaria para productos de bajo riesgo, que se aplicarán a la importación de la gran mayoría de productos agroalimentarios a partir del 1 de octubre de 2019, se conviertan en un nuevo obstáculo a la exportación de productos agroalimentarios españoles.

Frente a este horizonte, piden "acelerar los procesos de negociación y firma de los protocolos bilaterales de exportación de productos agroalimentarios que todavía no puedan acceder al mercado chino, con especial atención a los productos vegetales y cárnicos, dando prioridad a los protocolos de exportación de uva de mesa (vino), carne de vacuno y del nuevo protocolo de carne de porcino (jamón); así como aumentar el número de establecimientos autorizados a exportar productos agroalimentarios a China y agilizar la negociación de los protocolos agroalimentarios para facilitar los procesos logísticos de exportación de los productos agroalimentarios españoles".

En este sentido, solicitan "la obtención de más información y transparencia con respecto a las certificaciones de seguridad alimentaria que entrarán en vigor dentro de un año".

Agradecen menos impuestos
Al margen de lo anterior, tanto las empresas españolas como las chinas valoran de manera positiva la cumbre internacional que mañana escenificarán el presidente español, Pedro Sánchez, y su homólogo en la República Popular China, Xi Jingping. En este sentido, "expresan su satisfacción por la firma del acuerdo para evitar la doble imposición entre ambos gobiernos, que adapta el acuerdo vigente a las necesidades de las empresas españolas y chinas, y que consideran que impulsará la inversión entre ambos países".

En total, son 12 conclusiones y siete recomendaciones. Entre estas, piden eliminar trabas administrativas con una normativa adicional a la nueva Ley de Comercio Electrónico de China.

Más 'slots' en sus aeropuertos
En cuanto al mercado aéreo, solicitan igualdad de condiciones con respecto a las aerolíneas chinas, con medidas como la flexibilidad de 'slots' (permisos de vuelo) para que las compañías españolas puedan prestar servicios aéreos. Esto se articula, según explican, propiciando la reforma del Acuerdo Bilateral de Servicios Aéreos. El esfuerzo liberalizador lo extienden a automoción, cultura, energía, educación, finanzas, telecomunicaciones, servicios legales, ocio, transporte o turismo.

Como aspecto novedoso, piden promover asociaciones entre empresas chinas y españolas para concurrir a licitaciones tanto naciones como en el extranjero de proyectos de infraestructuras.

Los acuerdos más destacados
Tras las propuestas lanzadas este martes, hoy miércoles se prevé la firma de acuerdos empresariales concretos entre empresas chinas y españolas en presencia de los presidentes de España y China.

Entre las mismas, destaca un memorando de entendimieno entre el ICO y el Bank of China. El acuerdo de financiación para una planta termosolar en Dubái entre ICBC Abengoa, ACWA y Shanghai Electric. La cooperación estratégica entre Huawei y Telefónica. Una 'joint venture'' para la petroquímica de Kuwait entre Sinopez y Técnicas Reunidas o el desarrollo de proyectos de Volkswagen e Indra en China.

FUENTE: Con información de JUAN CRUZ PEÑA - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...