miércoles, 7 de noviembre de 2018

(España) Los millonarios 'ibicencos' que pujan contra Botín por la Ciudad Financiera

Si el juez no pide más tiempo, esta semana, el juzgado de lo mercantil número 9 de Madrid deberá dilucidar quién es el nuevo dueño de la Ciudad Financiera, la sede operativa del Banco Santander. Las previsiones son que este viernes se abran los sobres con las ofertas definitivas que pujan por este activo inmobiliario, valorado en hasta 3.000 millones de euros, y por el que se han interesado la propia entidad financiera, el fondo catarí AGC Equity Partners y una sociedad denominada Sorlinda, con unos inversores 'muy particulares'.

Se trata de los hermanos Reuben —David y Simon—, conocidos como 'Reuben Brothers', dos multimillonarios a los que varios medios británicos sitúan en el primer puesto del 'ranking' de las grandes fortunas del Reino Unido. De origen humilde, vendedores de alfombras en sus inicios y trabajadores nocturnos para pagarse sus estudios, su riqueza se calcula en unos 16.000 millones de libras gracias a su habilidad para hacer negocios, especialmente con el sector de las materias primas y los metales, con los que obtuvieron muchísimo dinero tras la caída de la antigua Unión Soviética.

Concretamente, con la fabricación de aluminio, apuesta para la que se aliaron con Michael Cherney, un empresario israelí nacido en Uzbekistán, posteriormente vinculado con la mafia rusa y para el que España pidió una orden de búsqueda y captura a la Interpol tras las detenciones llevadas a cabo en la llamada operación Avispa. Una investigación por la que fueron detenidos una docena de miembros vinculados con el blanqueo de capitales en España y cuyas pesquisas fueron cedidas a la Fiscalía General de Rusia, sin que se sepa qué pasó posteriormente con el caso.

Los Reuben vendieron posteriormente su imperio, Trans-World Metals, a varios empresarios surgidos de la nueva Rusia, como Roman Abramovich, el conocido presidente del Chelsea Football Club, del que son firmes ‘supporters’. Unas operaciones que finalmente acabaron en los tribunales por las reclamaciones millonarias de varios de los oligarcas y adonde los hermanos tuvieron que ir en calidad de testigos.

El dinero que ganaron en la antigua Unión Soviética lo invirtieron principalmente en adquirir inmuebles en Londres, como el edificio Millbank Tower, la sede del Partido Conservador, los almacenes John Lewis —los favoritos de los británicos—, las oficinas de American Express y activos vinculados con las infraestructuras, como el aeropuerto de Oxford. También son dueños de Wellington Pub Company, una de las mayores cadenas de bares del Reino Unido, y de Arena Racing Company, la mayor compañía de hipódromos del país. Asimismo, son propietarios de hoteles de lujo en la City, de numerosos edificios de oficinas y de puertos deportivos en Italia, de tiendas prémium, como las de Cavalli y Versace, además de accionistas destacados de empresas de 'call center' en Asia.

Desde hace tres años, los ojos de estos hermanos Reuben, de 77 y 74 años, también se han puesto en España. Han destinado 40 millones de euros a comprar 166 hectáreas de terreno protegido en Ibiza. Su primera adquisición fue hacerse con casi cuatro kilómetros de costa en Cala Bassa, Platges de Comte y es Penyal de la familia Gallart Sans, por 35 millones de euros. En 2017 compraron otras 26 hectáreas por unos cinco millones en la zona oeste de Sant Antoni, propiedad de la familia Costa Tur.

Se trata de una zona de bosque y dunas donde están algunos de los más lujosos 'beach clubs' de la isla, como el Cala Bassa Beach Club y el Sunset Ashram, famosos por sus puestas de sol. Pero, en principio, no se puede construir ningún tipo de edificación, según la ley municipal. Por si acaso, los lugareños abrieron una petición en la web change.org para elevar una consulta pública en contra de cualquier intención crematística de los hermanos. La solicitud tuvo el apoyo de 5.000 usuarios.

Lo que está claro es que a los Reuben, cuyo único lujo conocido son los barcos, les debe de gustar Ibiza de por sí, puesto que la compañía desde la que han lanzado la oferta por la Ciudad Financiera del Santander se llama Ibiza Properties LTD. Fue constituida el pasado 1 de agosto con un valor nominal de apenas 100 libras esterlinas. El importe de la transacción por la sede del banco español asciende a unos 3.000 millones de euros brutos. Su oferta preliminar, que ahora tiene que ser validada por el juez, es la más elevada, para inquietud de los acreedores, que preferirían que el nuevo dueño fuese otra vez la familia Botín.

FUENTE: Con información de AGUSTÍN MARCO - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...