jueves, 22 de noviembre de 2018

(España) Los perros devoraron a Eva y luego atacaron a su madre, Luisa: murieron desangradas

La Guardia Civil intenta esclarecer por qué los perros se volvieron locos y acabaron atacando primero a Eva y luego a su madre, Luisa, con tanta ferocidad. Los dos canes, dogos de Burdeos mezclados con American Staffodshire, les inflingieron severas heridas, sobre todo en los brazos y en el cuello. Cuando los facultativos del Summa 112 llegaron al domicilio de las víctimas, solo pudieron certificar su muerte. Habían fallecido desangradas. Todo ocurrió este miércoles a media mañana en la urbanización Balcón del Tajo, en el municipio de Colmenar de Oreja, donde residen 900 familias.

Poco ha trascendido de momento sobre lo ocurrido. Luisa Antonia, de 57 años, era la madre de Eva, de 41. En el domicilio había seis perros, aunque solo dos eran de esta raza, potencialmente peligrosa. De origen francés, estos canes tienen mucha fuerza y potencia y se los utiliza como guardianes. La mezcla de ambas razas (dogo y Staffodshire) les hace especialmente peligrosos. El aviso de lo sucedido lo dio la pareja de Eva, que también fue atacado, pero logró calmar a los animales, encerrarlos y llamar a los servicios de emergencia. Los canes fueron trasladados al Centro Integral de Acogida de Animales de la Comunidad de Madrid (CIAAM), situado en Colmenar Viejo.

La situación que se encontraron los facultativos fue dantesca. Una de las víctimas tenía múltiples mordiscos y un brazo casi amputado. Las dos tenían heridas muy graves en el cuello y habían perdido mucha sangre. La Policía Judicial de la Guardia Civil se ha hecho cargo de la investigación, y está comprobando si los animales tenían los papeles en regla y, sobre todo, por qué se produjo el ataque. También si había alguna denuncia previa. Al parecer, los perros atacaron primero a Eva, que había acudido al chalé a darles de comer. Los animales eran de su marido. Su madre, Luisa, la llamó, pero al no coger el teléfono se presentó en la casa. Allí se habría encontrado con su hija muy herida y los perros la habrían atacado a ella. Los dos cadáveres estaban en el patio del chalé de la familia.

La pareja de la hija fue el tercero en aparecer y se encontró a su esposa y su suegra muertas. Los perros se lanzaron también sobre él y le provocaron heridas en un brazo, pero consiguió librarse de ellos y encerrarlos. Según algunas fuentes consultadas, madre e hija estaban casadas con dos hermanos, que necesitaron asistencia psicológica tras lo sucedido.

Los dogos de Burdeos, según el decreto regional que transpone la normativa estatal en esta materia, están considerados como raza potencialmente peligrosa. Hay algunas razas que aparecen específicamente, como Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, dogo argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu. Los animales de Colmenar estarían mezclados con Staffordshire. Otras razas, aunque no figuran explícitamente, también son consideradas como peligrosas y sus dueños deben cumplir con lo estipulado en la ley. Basta con que tengan una fuerte musculación, configuración atlética, marcado carácter, pelo corto, cabeza voluminosa y un "perímetro torácico comprendido entre 60 y 80 cms, altura a la cruz entre 50 y 70 cms. y peso superior a 20 kg". Como es el caso.

En lo que va de año, ya han muerto en España cinco personas a causa de ataques de perros. La Comunidad de Madrid tiene un registro de estos perros, que deben facilitar los ayuntamientos madrileños. Actualmente, hay 8.450 canes censados con estas características.

FUENTE: Con información de D. FERNÁNDEZ - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...