viernes, 2 de noviembre de 2018

(España) Santander, Caixa y BBVA, más resistentes pero con menos capital que la banca europea

No ha habido sorpresas con los test de estrés sobre los grandes bancos españoles. Santander, BBVA, CaixaBank y Sabadell -Bankia no participa por la integración de BMN- tienen capacidad para soportar una nueva recesión en Europa, según la prueba de resistencia realizada por la Autoridad Española de Banca (EBA, por sus siglas en inglés) sobre 48 entidades financieras europeas. Las firmas españolas soportarían mejor una recesión, pero como parten de posiciones inferiores de capital, tendrían en un escenario adverso un grado de solvencia inferior al conjunto de entidades 'viejo continente', aunque por encima de algunos grandes competidores como los británicos, Deutsche Bank, Société o BNP Paribas -salvo Sabadell, el peor de los cuatro españoles en la prueba-.

Así lo muestran los esperados test de estrés. El objetivo de la prueba es evaluar la resistencia de los bancos ante un escenario adverso. El ejercicio tiene en cuenta una caída acumulada del PIB durante tres años sobre el 2,7% anual -8,3 puntos peor que el escenario base-, un aumento del desempleo en Europa frente a lo esperado de 3,3 puntos hasta el 9,7% en 2020, la inflación en tres ejercicios en torno al 1,7% -1,9 puntos menos de lo esperado en el acumulado de tres años-, y caídas del 20% en los precios de los inmuebles comerciales y residenciales -27 puntos peor de lo previsto-. "Los resultados son una entrada para el proceso de toma de decisiones de supervisión y promueven la disciplina del mercado", asegura la EBA. Para la banca española no tiene en cuenta el potencial impacto de la decisión del Supremo sobre el impuesto de las hipotecas, el ladrillo tóxico que ha salido este año de los balances de CaixaBank o del Sabadell, o la crisis turca para BBVA.

La EBA explica que los 48 bancos analizados cubren el 70% de los activos del sector bancario europeo. En el escenario más adverso, la ratio de capital de máxima calidad bajo los criterios de Basilea III (CET 1 'fully loaded') descendería 395 puntos básicos hasta el 10,1% en 2020. Las entidades españolas se situarían por debajo. Banco Santander tendría un 9,2%; BBVA, un 8,8%; CaixaBank, un 9,11%; y Sabadell, un 7,58%. Aunque no hay aprobados o suspensos, se suele usar como guía el nivel del 5,5%, con lo que se sitúan por encima. Soportarían la recesión, por lo tanto, según estas estimaciones. "Los cuatro grupos bancarios españoles que han participado en este ejercicio (Santander, BBVA, Caixabank y Sabadell) han mostrado un grado de resistencia considerable, con niveles de capital satisfactorios en el escenario adverso", asegura el Banco de España tras conocer los resultados de la EBA.

El último test de estrés de la EBA fue en 2016, con suspensos para el banco italiano Monte dei Paschi di Siena y el irlandés Allied Irish. La novedad del ejercicio, que se hace cada dos años, radica en que se ha tenido en cuenta la nueva contabilidad IFRS 9, que entró en vigor este año. En los últimos dos años se han producido mejoras, asegura el Banco Central Europeo (BCE), ya que las 33 entidades supervisadas por el Mecanismo Único de Supervisión (MUS, bajo el paraguas del banco central) de las 48 que han participado en los test, "se han vuelto más resistentes a las crisis financieras". El índice CET1 'fully loaded' en promedio es del 9,9% tras tres años de escenario adverso, mientras que en el último ejercicio fue del 8,8%.

Estos 33 bancos parten con una ratio de capital del 13,7% -frente al 12,2% de 2016-, mientras que los 48 analizados promedian un 14%. El escenario base muestra un incremento hasta el 15,3% en 2020, frente al 10,1% en un contexto de deterioro de las condiciones macroeconómicas y de mercado, con una caída de 395 puntos básicos. Este descenso es mayor que el que sufrirían los grandes bancos españoles, según el test de estrés de la EBA, ya que Santander perdería 233 puntos básicos; en BBVA, el descenso sería de 260 puntos; en CaixaBank, de 241 puntos; y en Sabadell, de 521 puntos, o 446 si no se tiene en cuenta el impacto de IFRS 9. El banco explica en un hecho relevante remitido a la CNMV que 180 puntos básicos, el 40%, se explican por Reino Unido, ya que el escenario macroeconómico planteado ha sido "especialmente severo en comparación con otras geografías".

No obstante, "la metodología no es neutra", avisa Francisco Uría, socio responsable de servicios financieros de KPMG en EMA, con lo que las divergencias pueden ser explicadas en parte por "el modelo de negocio y el tipo de actividad". "Nos encontramos en un momento peculiar con bajos tipos de interés que lógicamente condicionan la rentabilidad de los bancos y esa situación será muy distinta dentro de unos años cuando estos condicionamientos hayan desaparecido", agrega.

Menor posición de partida
En cualquier caso, Banco Sabadell sería la única entidad española analizada con un deterioro mayor en su solvencia que la media europea en un escenario adverso. El problema es que la banca española parte con ratios inferiores de capital. De hecho, tiene la menor posición en Europa y los supervisores han insistido en lo conveniente de que hagan esfuerzos para seguir ampliando su capital, aunque por ahora los bancos españoles no parecen estar por la labor. No en vano, mientras que la banca europea parte con una ratio de capital CET1 'fully loaded' del 14% de media, las entidades españolas lo hacen con posiciones inferiores al 13% -la EBA usa datos de finales de 2017-, que están entre el 10,8% de Banco Santander y el 12,8% del Sabadell, cuya ratio se ha reducido a lo largo de los tres primeros trimestres hasta el 11%.

En el ejercicio de este año destaca el potencial deterioro al que se enfrentan los bancos británicos, en plenas negociaciones para el Brexit. La ratio de Barclays disminuiría desde el 13,75% de 2017 hasta el 6,37%, con un golpe de 657 puntos. Para Lloyds, el descenso alcanzaría los 694 puntos, llevando la ratio de capital del 13,75% hasta el 6,8%. De esta forma, serían los dos bancos peor parados ante un escenario adverso, según los test de estrés. Por su parte, HSBC sufriría un golpe de 533 puntos básicos, con la ratio de capital yendo del 14,51% hasta el 9,18%; y RBS, de 625 puntos, deteriorando la posición de capital desde el 16,17% hasta el 9,92%.

Los bancos alemanes también se enfrentan a importantes deterioros, que superan los 500 puntos básicos en Deutsche Bank (su ratio de capital sería del 8,14% en 2020), y en otras cinco entidades, mientras que Commerzbank tendría una mayor resistencia, con una caída de 341 puntos básicos desde el 13,34% hasta el 9,93%. En Italia los descensos son menores, pero como pasa con la banca española, las entidades parten de una posición peor. Así, UniCredit y Unione di Banche Italiane Societá Per Azioni sufrirían impactos de más de 300 puntos, llevando la ratio CET 1 'fully loaded' al 9,34% y 7,46% respectivamente. Intesa Sanpaolo se enfrentaría a un deterioro de 219 puntos básicos, hasta el 9,66%, y peor estaría Banco BPM, con una ratio de capital del 6,67% tras sufrir un descenso de 453 puntos.

Por su parte, la ratio de apalancamiento de la banca europea descendería del 5,1% al 4,2% en un escenario adverso, según lo test de estrés de la EBA, y teniendo en cuenta los criterios de máxima calidad. En Banco Santander bajaría del 4,9% hasta el 4,48%; en BBVA, del 6,36% hasta el 5,78%; en CaixaBank, del 5,28% hasta el 4,54%; y en el Sabadell, del 4,71% hasta el 3,25%. En el escenario base, este indicador se situaría en 2020 en los cuatro bancos españoles entre el 5,07% del Sabadell y el 7,53% de BBVA.

FUENTE: Con información de ÓSCAR GIMÉNEZ - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...