jueves, 22 de noviembre de 2018

(Haití) Continúa la tensión y manifestantes reclaman la renuncia del presidente Jovenel Moïse

Una tensión inhabitual reina en Haití, donde la presidencia no se ha manifestado después de grandes manifestaciones salpicadas de violencia y lideradas por jóvenes que denuncian la corrupción del poder y reclaman la renuncia inmediata del presidente Jovenel Moïse.
Según el balance de la policía nacional, tres personas murieron baleadas el domingo durante las manifestaciones, pero la oposición afirma que en total 11 personas perdieron la vida en todo el país.

Desde entonces, escuelas, comercios y empresas privadas han permanecido casi todas cerradas en las principales ciudades del país después del llamado a la huelga general lanzado por la oposición.

En la tarde del miércoles, el tráfico automóvil comenzó tímidamente en Puerto Príncipe, cuando en general es difícil circular debido a los embotellamientos. Algunos vendedores ambulantes volvieron a sus lugares y muy pocos habitantes de la capital se arriesgaban a salir a la calle.

“Fue únicamente cuando las calles se vaciaron que los políticos comenzaron a ver que había un problema”, afirma un habitante de un barrio popular de la capital. “Ha corrido demasiada sangre y el presidente debe renunciar”, dice.

Desde hace 48 horas, hay una gran presencia policial en las principales avenidas y en los grandes barrios del centro de la ciudad, mientras que los barrios populares siguen paralizados por las barricadas.

Desde el comienzo de las manifestaciones, el presidente Jovenel Moïse, que debía tomar la palabra en la televisión estatal el martes de esta semana, pospuso su alocución y sigue sin pronunciarse sobre la situación en el país.

Al fin de la tarde del miércoles, Emmanuel Jean-François, consejero del presidente, afirmó que la presidencia está “tomando todas las disposiciones para que el discurso del presidente sea difundido este jueves”.

El silencio presidencial fue ampliamente criticado en las redes sociales y algunos ciudadanos se niegan a creer que haya habido un problema técnico en la televisión estatal mientras que otros hablan más bien de la incompetencia de la presidencia.

Arguyendo que la situación escapa al control de la presidencia, varios grupos de oposición presentan propuestas de salida de la crisis que implican la renuncia del presidente, pero no logran formar una coalición.

Desde el verano pasado, las manifestaciones se multiplican para reclamar que se rindan cuentas sobre el expediente Petrocaribe. Un programa iniciado por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, que permitía a varios países de América Latina y del Caribe comprar petróleo a precios ventajosos.

Grupos ciudadanos se organizaron bajo la bandera del “Desafío Petrocaribe” y comenzaron a exigir en las redes sociales que se rindan cuentas y se diga cómo fue gastado el dinero prestado por Venezuela.

En 2016 y 2017, dos investigaciones del Senado haitiano sobre el malgasto de cerca de 2.000 millones de dólares de ese fondo condujeron hasta varios ex ministros del partido actualmente en el poder, pero no se hizo ninguna acusación ante la justicia.

FUENTE: Con información de Pablo Gómez Barrios - Radio Canadá/AFP
 

LO + Leído...