jueves, 8 de noviembre de 2018

(Panamá) Federación de Voleibol, entre la opacidad y la ira

El voleibol no es la excepción. Atletas y entrenadores practican sin un centavo para sus gastos y durante los torneos, si les pagan algo de sus viáticos, ya es una ganancia.
Los testimonios son tan reveladores como desgarradores. Entre ellos hay quienes se quejan de que deben firmar por adelantado, inclusive en hojas en blanco, por sus viáticos.

¿La razón? Opacidad. Ni la Federación Panameña de Voleibol (Fepavol) ni el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) quieren rendir cuentas del dinero destinado a este deporte.

La Fepavol, presidida por el diputado Javier Patacón Ortega (PRD), prometió entregar informes económicos que nunca llegaron.

Dijo que si La Prensa demostraba la existencia de un cheque de $13 mil –que se publica en páginas interiores– entregado por Pandeportes a la Fepavol, él mismo iría a meterse a la cárcel.
Entrenadores se quejaron de que fueron a Pandeportes a pedir información sobre los fondos entregados a la Fepavol, pero les dijeron que estos eran de carácter privado. Además, pusieron en duda el dinero pagado al personal que participó en torneos de ese deporte.

A su turno, Pandeportes no proporcionó sustento alguno ni facturas de los gastos cubiertos con el dinero entregado a la federación. En cambio, envió cartas, desgloses y presupuestos con inconsistencias.

Al ver los cheques de los subsidios, las lágrimas de entradores fueron incontenibles, así como expresiones de ira. Y es que los atletas de este deporte entrenan en instalaciones donde hasta el agua que toman deben de llevar, porque ni eso tienen.

Voleibol: cuentas opacas

El voleibol es un deporte “sufrido”. Es lo que sienten atletas y técnicos, que entrenan tras salir del trabajo, en un gimnasio que refleja la miseria de este deporte, donde hasta el agua de tomar hay que llevar.

Pero esta realidad contrasta con los subsidios entregados por el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) a la Federación Panameña de Voleibol (Fepavol), que preside el diputado Javier Patacón Ortega (PRD).

Fepavol está entre las federaciones más beneficiadas de los fondos de Pandeportes: recibió casi medio millón de dólares entre julio de 2014 y mayo de 2017, según cheques refrendados por Contraloría y pagos de Pandeportes.

Pese a ser fondos públicos, su manejo es un misterio. Lo que no tiene nada de misterioso es que los entrenadores sacan de su bolsillo para entrenar o para comprar hielo y frutas para los atletas. Cuando preguntan a la Fepavol o a Pandeportes por los fondos, la explicación es negada.

Y nada varió cuando La Prensa hizo las mismas preguntas a la Fepavol en octubre de 2017. “No sabemos la cantidad que se paga, los únicos que saben son el presidente [el diputado Ortega] y el vicepresidente [Carlos Quintana]”, dijo Nicomedes Basil, fiscal de la Fepavol.

Apelando a la Ley de Transparencia, y tras meses de espera, se obtuvo de Pandeportes información de algunos cheques hechos a favor de la Fepavol. Cuando La Prensa mostró los pagos a los entrenadores, las lágrimas y manotazos de rabia fueron incontenibles.

Las sorpresas no terminaron. Se conversó con una decena de atletas y las quejas llovieron: no les pagan viáticos, les piden firmar hojas en blanco por estos pagos, y han tenido que amenazar a la Fepavol con no jugar si no les dan sus viáticos. Eso ocurrió en el VI campeonato Centroamericano Sub-21 de playa. En muchos casos, solo obtuvieron la mitad.

Los fondos

Del medio millón que le dio Pandeportes, se le solicitó detalles de gastos y facturas a la Fepavol, por ejemplo, del cheque #55545, de $150 mil, pagado el 23 de agosto de 2016 para “los gastos de hospedaje, alimentación, arbitraje, premiación, personal de apoyo e imprevistos del III Campeonato centroamericano Sub-23 masculino”, del 23 de julio al 1 de agosto de 2016, en el gimnasio José Alberto Beto Remón, en esta capital.

Participantes del torneo indicaron que ese evento no costó tal cantidad y refutaron que les pagaran lo que citan los papeles.

El mismo evento, en 2014, costó $50 mil menos, según el cheque #167806, refrendado por Contraloría.

Pandeportes no facilitó factura alguna o comprobante de estos gastos, solo el presupuesto del evento y cartas presentadas por Ortega..

El gasto se dividió así: $78 mil para alimentos y hospedaje; $17 mil 300 para personal de apoyo; preparación del equipo, $14 mil 50; arbitraje, $13 mil 400; gastos varios, $10 mil 250; para técnicos internacionales, $10 mil; $4 mil en premiación, y $3 mil en uniformes, según el “proyecto de presupuesto”.

Pero el “desglose del presupuesto” tiene serias inconsistencias. Se presentaron dos desgloses de gastos y en ninguno el monto alcanzó el valor del cheque: uno fue por $128 mil 700 y el otro, por $20 mil menos. Originalmente, la Fepavol solicitó $198 mil, pero –como ya se dijo– el cheque se hizo por $150 mil, pese a las inconsistencias.

Cuando la Fepavol solicitó los fondos, Auditoría Interna de Pandeportes informó –el 5 de julio de 2016– que la Fepavol debía dos informes de torneos celebrados en noviembre y diciembre de 2015, pero en solo dos semanas, Auditoría Interna informó que Fepavol “no tiene informes pendientes”. (Las normas de Pandeportes impiden entregar fondos a organizaciones que deben estos informes).

Horacio García, quien participó como entrenador principal del evento, dijo que solo le pagaron el viático del torneo, pero no de la preparación, en la que estuvieron un mes concentrados.

“Más de $100 mil me parece un exabrupto... Con $150 mil se pueden hacer dos torneos de alta envergadura”, explicó este exjugador y entrenador, con cerca de 30 años de experiencia.

García acudió a Contraloría en Pandeportes y a Contabilidad de la institución para obtener información de este campeonato. Le dijeron que era “información privada”.

Él y otros dos entrenadores indicaron que para ese evento les hicieron firmar una hoja en blanco, en concepto de “entrenamiento”. Un pago que sería de $220, pero luego les dijeron que ese gasto no se incluyó en el informe de Pandeportes. No les pagaron, pese a que el presupuesto contemplaba “preparación del equipo” ($14 mil) y “gastos varios” ($10 mil).

Eric Lucero, otro de los que capacitó a los muchachos junto con otros dos técnicos, contó que no cobraron.

“Nosotros no nos enteramos en qué se gasta el dinero en el voleibol ni cuánto se paga de viáticos. No podemos comprobar nada porque no nos dicen nada ni en Pandeportes ni en la federación”, señaló Lucero.

Lágrimas de impotencia

“¡¿$150 mil?! ¡No lo puedo creer! ¿Me está vacilando?... Y todavía le deben los viáticos a los atletas. Dios mío... si tuviera la presión alta, me muero aquí. No puedo creer esto...”, expresó Eliot Clarke en abril 2017, cuando se le mostró el cheque pagado en agosto de 2016 (ver facsímil).

Clarke no pudo contener las lágrimas. Son de “impotencia”, dijo. Contó que los muchachos tenían que ir a una copa continental en México. “Estaban entusiasmados”, pero no fueron. La Fepavol dijo que no había dinero, relató.

No ir “nos afectó anímica y sicológicamente”, confesó Ubert Batista, voleibolista de la selección, quien dijo que firmó por $650 de viáticos, aunque solo le dieron $150.

Informe incongruente

Para ese evento, por el mantenimiento de cancha Clarke y otro compañero cobraron $250 y no $300. Los 10 jueces de línea cobraron $200 cada uno y no $275, como indica el informe.

Al que manejó las estadísticas del juego le pagaron $20 por día, y no $40, ni tampoco eran 10 personas como indica en el desglose del presupuesto, sino una. “Eso no cuadra ahí”, precisó Clarke.

La documentación añade que se le pagó a ocho “edecanes” –a razón de $300 cada uno–, es decir, $2 mil 400, pero no hubo edecanes ni personal de seguridad ni premiación, pese a ser un torneo internacional, como indica el desglose.

Lucero, coordinador de los niños en la cancha, añadió que a los “recoge balón” se les pagó $15 por día, y no $25, lo mismo que a los niños “seca piso” que, según los papeles les, pagaron $175 a cada uno.

Torneos nacionales

El dinero para los campeonatos nacionales es otra incógnita. Los cheques revisados (desde 2014) de estos eventos detallan que se pagan entre $12 mil y $13 mil (por Pandeportes), pero la Fepavol indica que son $5 mil en concepto de “capital semilla”, contó el árbitro Uriah Patrick. Lo mismo que afirmaron García, Lucero y otros presidentes de liga.

Patrick participó como árbitro en el de Panamá Oeste. pagado el 1 de noviembre de 2016, mediante cheque #56614, pero le quedaron debiendo $150, así como a otros siete compañeros. “¿Qué se hace con el resto?”, pregunta. Él cuestionó a Ortega sobre los gastos y, según dijo, le contestó: “eso no es de tu incumbencia”. Y al consultar en Pandeportes, se encuentran “con una pared”.

‘Lo pago con mi dinero’

Tras recibir una misiva de La Prensa, Ortega respondió en diciembre de 2017 que pidiera el sustento de pago a Contraloría o a Pandeportes, porque “no tengo nada que contestarle a usted... y tenga cuidado, que yo también soy periodista”.

En abril pasado, llamó: “Yo no entiendo cuál es la persecución que usted tiene de estar llamando a los presidentes [de liga] ... todos los eventos los pago con mi dinero”, porque Pandeportes entrega los cheques tarde, dijo.

Ortega negó que Pandeportes le diera a la Fepavol un cheque de $13 mil (ver facsímil). “Lo que nos da Pandeportes no nos alcanza para nada... cuando usted consiga ese cheque por los $13 mil, yo mismo voy y me entrego a la cárcel. Consígame ese cheque y le digo que somos una pila de ladrones y nos estamos cogiendo la plata”.

Prometió entregar el sustento requerido: “Voy a tener el gusto de hacer que usted se sienta mal, porque usted está siendo incisiva en algo que no existe. Voy a pedir a Pandeportes que me entregue el informe y se lo voy a entregar [...] para tener la satisfacción de silenciarla”. La Prensa sigue esperando el informe.

La Prensa pudo conocer que Ortega está pagando sus deudas de 2016 y 2017, antes de las próximas elecciones.

La Fepavol y la Unión Panameña de Pentatlón Moderno son las únicas federaciones sin personería jurídica, requisito para recibir fondos públicos, según normativas de Pandeportes. Pero la institución tampoco deja de entregarlos.

FUENTE: Agencias
 

LO + Leído...