lunes, 12 de noviembre de 2018

(Panamá) Los increíbles bates de Benicio Robinson

El deporte está de moda. Por primera vez, dirigentes de federaciones y ligas deportivas –presididas o vinculadas a diputados– están dando algunas explicaciones –aunque magras– sobre el uso del dinero que el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) les entrega para sus actividades.

En el centro de la disputa está el presidente de la Federación Panameña de Béisbol (Fedebeis), que a la sazón es el diputado Benicio Robinson, quien además preside el Partido Revolucionario Democrático y la comisión de más poder en la Asamblea Nacional, la de Presupuesto. Durante más de un año, este medio trató de hablar con el político sobre los casi $7 millones que le dio Pandeportes a esta federación entre julio de 2014 y mayo de 2017 que es, por lejos, la que más recibió de todas las organizaciones deportivas afiliadas a Pandeportes.

Nunca hubo respuesta de Robinson, pese a las ocho cartas y correos que se le enviaron a la Fedebeis y a la Asamblea, a los seis mensajes dejados con sus asistentes y en la Fedebeis o a las siete llamadas hechas para preguntarle quién recibió implementos deportivos o que proporcionara copia de las facturas de compra del material deportivo que iba dirigido a la “masificación” del deporte en San Miguelito, la comarca Ngäbe Buglé y Coclé.

Ayer, Robinson respondió por qué no lo hizo: “Nosotros no tenemos que aportarle a ningún medio prueba [de los gastos]… Si alguien me pide una documentación ahora, yo no tengo por qué [darla]… Yo soy una asociación o federación independiente. Yo solo tengo que rendir cuentas a Pandeporte de los fondos que se reciben para las organizaciones internacionales o la masificación del deporte, en la cual nosotros lo hemos llevado desde el [20] 14 hasta el día de hoy”.

Masificando el deporte

Justamente, cientos de miles de dólares han sido destinados a la actividad que él denomina “masificación” del deporte, que consiste en dotar de implementos deportivos en zonas rurales del interior del país o ligas en San Miguelito. Lo raro es que nadie recuerda tal actividad, ni sus miles de uniformes o las máquinas de lanzamiento ni los cientos de manillas. Ni siquiera recuerdan las máquinas de bateo.

Y es bastante raro, considerando que en la comarca Ngäbe Buglé no hay canchas adecuadas para jugar béisbol, pero la Fedebeis destinó $515 mil entre noviembre de 2015 y septiembre de 2016. Fue mucho dinero.

En enero de 2015, precisamente, ligas de la categoría juvenil –como la de Chiriquí Occidente– carecían de dinero para adquirir los bates que ese mismo año la Fedebeis compró para supuestas ligas rurales en Coclé y en la comarca Ngäbe, a $350 y $380 cada uno.

Se trata de bates Bbcor (aunque en las facturas de Niky’s Corp. escribieron bates de aluminio BB Corth), que en realidad no son de aluminio, sino de materiales “compuestos”. Según Robinson, son muy difíciles de conseguir y sus precios van desde $180 hasta $2 mil, aunque en realidad existe una amplia gama de estos bates que cuestan mucho menos.

Para ser insumos tan costosos y escasos, es inexplicable que la Fedebeis le compre a Niky’s Corp., que nada tiene que ver con el béisbol. Es una empresa, que según las facturas, se ubica en una residencia en Ancón y en la avenida B, especializada en serigrafías.

En enero de 2015, este medio publicó un reportaje sobre estos bates. Una de las fuentes consultadas fue el buscador de talentos Luis Molina, quien aseguró entonces que ya estos bates no se estaban haciendo [la fábrica quebró], al referirse a los bates Bam Bam, también conocidos así, según el propio Robinson.

No obstante, tres años después, se pueden obtener si la persona a la que se le compra los manda a buscar, afirmó el diputado. Pero en enero de 2015, no era cosa fácil tenerlos por su escasez y por sus precios prohibitivos para las ligas en aquel entonces.

La liga de Chiriquí Occidente, en enero de 2015, no tenía suficientes: “Los Bam Bam nos cuestan 250 dólares cada uno y nada más tenemos tres, por lo que estamos en consecución de tres bates en Mauricio Deportes para no tener problemas en la temporada”, dijo su representante Orlando Quintero. Además, en ese reportaje también se citó al exdirigente de Panamá Oeste Leonardo Ortega: el equipo juvenil se mantendrá usando el Bam Bam, aunque reconoció que “se nos hace un poco difícil a la liga de Oeste por los costos…”.

Pero la Fedebeis no tuvo problemas en comprar estos bates a finales de ese año para “masificación” del deporte en zonas rurales del país, y que el propio Robinson dijo que “son bates que usamos en los campeonatos de pequeñas ligas”, aunque este medio ha preguntado y nadie sabe el paradero de estos.

Por ejemplo, nadie recuerda los 125 bates comprados para las comunidades Nole Duima, Besikó y Mirono, en la comarca Ngäbe, a un costo de $47 mil dólares. O los 120 bates a $380 cada uno –pagados a un costo global de $49 mil– y repartidos en comunidades de Penonomé, como Cañaveral, Coclé, Chiguirí Arriba, El Coco, Pajonal, El Valle de San Miguel, Río Indio y Toabré.

Bam Bam, a la comarca

Robinson insiste en que los bates fueron entregados. “Nosotros no tenemos que determinar, nosotros tenemos nuestra constancia a quién le hemos entregado los bates Bbcor”. Son bates recomendados por el reglamento de la Fedebis, remató, “porque nosotros ya no usamos bates de madera común, sino que usamos bates de Bam Bam”.

“Si la gente piensa que nosotros a la comarca, porque son indígenas, hay que darles bates de hierro, bates que se rompen de un solo batazo, bates de 60 dólares, entonces están hace 40 años atrás [sic]”, se quejó el federado.

“Y los que no conocen de béisbol –sugirió– que se metan a la página [que no precisó] y pueden darse de cuenta cuánto cuesta un bate Bbcor [sic]”.

Robinson participó ayer en una reunión del Consejo Nacional de la Actividad Física, el Deporte y la Recreación (máximo organismo de Pandeportes), del que el diputado es miembro, pese a ser presidente de una federación que solicita millones a Pandeportes.

Tras ese encuentro, insistió en que va “a demostrar dónde fueron entregados y cómo fueron entregados [los insumos deportivos] y eso lo vamos a hacer conjuntamente con Pandeportes y la auditoría [de Contraloría]. Nosotros no tenemos que responderle a cualquiera prensa que nos llame para que nosotros le digamos a ellos que si un bate Bbcor vale eso”.

‘Avalamos’

El presidente de la Fedebeis también se refirió a la auditoría que adelanta Contraloría. “Lo que aprobó el Consejo [...] fue darle la aprobación a que Contraloría continúe con las investigaciones por la denuncia que ha hecho el periódico La Prensa, que pareciera que ellos [el diario] son los que tienen la justicia y no los órganos que realmente tienen que dar justicia en el país [sic]”.

El diputado explicó que en la reunión de ayer discutieron “los acontecimientos que se han dado en la última semana sobre las federaciones y asociaciones y Pandeportes, de que se diera el visto bueno para que se diera la auditoría que se debe dar a todas las federaciones y asociaciones, incluyendo también a Pandeportes [sic]”.

“Avalamos que la Contraloría haga las investigaciones que tiene que hacer para que se aclarezca toda la situación que se pudiera dar en duda a nivel nacional [sic] ”, añadió.

Con todo y que los informes sobre el uso de los dineros están en Pandeportes, debidamente sustentados, según Robinson, el diputado prometió convocar una rueda de prensa el lunes, en la que revelará las pruebas de que los insumos deportivos fueron debidamente entregados.

“Lo que nos dicen –dijo el diputado– es que aquí ha habido un poco de mala fe, de cizaña, y de tratar de empañar a la institución [Pandeportes] y a las organizaciones que representamos los deportes en el país”.

FUENTE: Agencias
 

LO + Leído...