martes, 8 de enero de 2019

(España) Rato se escuda en el banco: "No nos dio muchas opciones"

Choque de trenes en la primera sesión clave del juicio de Bankia. El expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, ha tenido más de un enfrentamiento con la fiscal Carmen Launa, que ha repasado una por una todas las presuntas irregularidades en la fusión de Bankia y su salida a Bolsa.
El exvicepresidente del Gobierno se ha escudado en el Banco de España respecto a la creación del grupo financiero. "El Banco de España nos dijo los pasos que había que dar, no recuerdo que nos diera muchas opciones". "El Gobierno y el Banco de España eran totalmente partidarios de la salida a Bolsa", ha añadido.

Launa ha incidido en las "deficiencias" contables de las siete cajas que su fusionaron en 2010 en Bankia y ha presionado para que Rato explicara los trabajos que hizo Caja Madrid para analizar la operación. "El Banco de España era el garante de que las cuentas de las cajas estaban bien, mayor garantía no podemos tener", ha respondido el expresidente actualmente en prisión por las tarjetas 'black' de Caja Madrid, que ha seguido respaldándose en el regulador decenas de veces.

Rato también se ha apoyado en los trabajos de revisión realizados por Deloitte, AFI y PwC; en los test de estrés europeos que tuvieron lugar en 2010; en el Frob, "que era el Ministerio de Economía"; y en las provisiones de 12.000 millones que hizo el grupo por encima de lo pedido por el regulador.

Rato ha recordado cómo fue la fusión de Caja Madrid y Bancaja. "Creo que a finales de mayo de 2010 me llamó el gobernador para que fuera a su oficina. Fui en lo que se tarda el trayecto en coche. En su despacho estaban el subgobernador, el gobernador y el presidente de Bancaja. Me dejaron claro que Bancaja debía incorporarse al SIP [fusión fría de Caja Madrid] y que empezáramos a negociar, si hacía falta nos dejaban el despacho".

Uno de los momentos más tensos del interrogatorio se ha producido cuando la fiscal ha preguntado si Caja Madrid analizó la participación de Banco de Valencia por parte de Bancaja. El acusado ha negado cualquier análisis especial: "El 40% en Banco de Valencia era una participación como otra cualquiera, como la de Iberdrola". Esta cuestión es clave ya que Launa considera que Bancaja y Banco de Valencia son clave para ampliar la acusación por falsedad.

Launa le ha recriminado que no se incluyera la mala situación de esta filial en el folleto de la salida a Bolsa, lo que ha provocado una de las reacciones más encedidas del acusado: "Llamé todos los meses al Banco de España para decir que no iba a ir a una ampliación de Banco de Valencia si no iban el resto de accionistas y era suficiente. El regulador me dijo que había una inspección en marcha, por prudencia no podía decir más" en el folleto de la salida a Bolsa. "Si llego a saber que me lo iba a preguntar usted en 2019 [en referencia a la fiscal] lo hubiera incluido", ha bromeado el acusado.

Rato ha recordado cómo fue la salida a Bolsa y criticado que "el regulador cambiara de opinión cada seis meses". "Irlanda explota, el Gobierno se pone nervioso y pide un 10% de capital a las cajas, y eso que no habían tenido nunca accionistas", expone. "SI hubiéramos sabido que seis meses después [reales decretos Guindos] iban a cambiar las provisiones igual alguna caja no hubiera entrado en el SIP", añade.

Cuestiones previas
Antes de comenzar el interrogatorio de Rato, el tribunal presidido por Ángela Murillo ha rechazado casi todas las cuestiones previas reclamadas por las defensas, como la expulsión de las acusaciones y poder acogerse a la doctrina Botín.

Las únicas cuestiones previas admitidas son rechazar la ampliación de pruebas solicitada por la Fiscalía, con documentación de los casos de Banco de Valencia; y quitar a las tres sociedades acusadas, Bankia, BFA y Deloitte, el posible delito de falsedad documental.

FUENTE: Con información de JORGE ZULOAGA - https://www.elconfidencial.com
 

LO + Leído...