jueves, 21 de marzo de 2019

(EE.UU.) Nueva York y el desembarco del gran Little Spain Market

Una de las primeras cosas que aprende un español cuando llega a Nueva York es que la palabra 'spanish' tiene muchos dueños. 'I’m Spanish' puede significar 'soy portorriqueño' o 'soy panameño', y si uno ve en un restaurante que sirven 'spanish food', lo más probable es que sea comida dominicana o mexicana. La cultura española tiene una huella tan tenue en Nueva York que hacía falta un Hércules para darle visibilidad. Y ese Hércules ha llegado. El chef José Andrés y los hermanos Ferran y Albert Adrià acaban de inaugurar el Mercado Little Spain en la zona más exclusiva de Manhattan.

“Es la cocina que se come en todos los hogares de España”, dice a El Confidencial el chef Quim Marqués, uno de los responsables de formar a los equipos y afinar esta iniciativa. “La filosofía del local es que esto sea el mercado español. Donde va la gente a comprar y aprovecha para comerse unas puntillas rebozadas, un plato ya más de cuchara, un desayuno, un bocadillo rico, un dulce. Que esté toda la gastronomía española y que confluya en una fiesta”.

El Mercado Little Spain es un espacio de 3.200 metros cuadrados en el que tres restaurantes, dos bares y 15 puestos de comida ofrecen todas las notas básicas de la gastronomía española: desde los churros y las patatas bravas hasta la paella, el cochinillo, la fideuá, los callos o el arroz caldoso. “No es solo exportar y vender el producto”, declaró el chef José Andrés a los medios de comunicación españoles el día de la apoteósica inauguración. “Se trata de que la gente que los compre lo integre en su dieta”. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Argemino Barro - El Confidencial
 

LO + Leído...