miércoles, 13 de marzo de 2019

El fallo en la tragedia del Boeing 737 MAX del que nadie habla

El accidente de Ethiopian Airlines está convulsionando la opinión pública y las finanzas. El nuevo y exitoso diseño de Boeing, su 737 MAX, se puede considerar ahora mismo en cuarentena y la puntilla ha sido la prohibición de volar en Europa lanzada por su autoridad aeronáutica, EASA. Todo esto pone contra las cuerdas a Boeing, que se desploma en bolsa. Aunque ya se apunta a los sistemas del avión como únicos culpables, en accidentes aéreos nunca hay un único factor desencadenante. Y hay otro frente que ha podido afectar de manera decisiva en la tragedia.
Ahora mismo, todo apunta al 737-MAX y su ya polémico sistema MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System) como causa del accidente, pero es muy probable que no sea la única. Los motores también están en la lista de sospechosos, y no por sus características de impulsión o funcionamiento sino por su tamaño.

A más peso, se necesita más potencia, y un motor más potente suele ser más grande. Pero el B-737 siempre se ha caracterizado por ser un avión muy bajo y los nuevos (y grandes) motores del MAX se debieron adelantar sobre su posición tradicional para no comprometer su altura sobre el suelo, además de alargar ligeramente el tren delantero, aunque esto no influye en absoluto. Pero el problema es que, al estar tan adelantados sobre el borde de ataque del ala, si el avión se coloca con un elevado ángulo de ataque (con el morro hacia arriba), cosa que puede suceder en el despegue con relativa facilidad, producen una sustentación (inexistente o demasiado débil en versiones anteriores) y esta sustentación adicional provoca que el avión aumente su ángulo de ataque aún más.

Esto era conocido por Boeing. Para solucionarlo, se podía haber realizado en el MAX un rediseño de las alas, pero era muy caro. Mucho más barato era corregirlo con 'software', por eso se implementó el sistema MCAS, para prevenir un excesivo aumento de ángulo de ataque con el consiguiente riesgo de entrada en pérdida y facilitar que pilotos habilitados para modelos anteriores pudieran volar en el MAX sin notar diferencias y sin necesidad de costosa formación adicional, tan solo un curso 'online'. Pero olvidó comunicárselo a los interesados. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de JUANJO FERNÁNDEZ - El Confidencial
 

LO + Leído...