miércoles, 6 de marzo de 2019

(España) Caso Julen: la piqueta usada en el rescate no tiene restos de sangre, solo tierra

No hay restos de sangre en el piqueta que fue utilizada en las labores de rescate de Julen, el niño de 2 años que murió tras caer el pasado 13 de enero a un profundo pozo en Totalán (Málaga). Fuentes judiciales han asegurado a EFE que, si el menor hubiera fallecido por los golpes que recibió en la cabeza de los rescatadores, como mantiene la defensa del dueño de la finca, David Serrano, "tendría que haber restos de sangre y no los hay".

Además han asegurado que, aunque es cierto que falleció por un traumatismo craneoencefálico severo, la herida que le hubiera producido la piqueta es de características muy específicas, de tipo inciso contusa, y que en la autopsia preliminar no se especifica.

Según la autopsia preliminar, a la que ha tenido la citada agencia de noticias, el pequeño sufrió una "fractura craneoencefálica, heridas en zona temporal izquierda y fronto temporal, además de múltiples heridas 'post mortem', y la data de la muerte coincide con los días de su desaparición".

Además el pequeño tenía restos de tierra en sus manos y en el estómago y esófago, pero las fuentes han precisado que todavía hay que esperar a que el Instituto de Medicina Legal de Málaga elabore el informe definitivo de la autopsia para hacer conclusiones. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de EFE - El Confidencial
 

LO + Leído...