jueves, 14 de marzo de 2019

(España) Dinero, poder y prestigio: claves para entender el ascenso y caída de FG en BBVA

Francisco González acaba de anunciar que se echa a un lado ante la crisis de reputación que sufre el BBVA. Tras más de 20 años de relación con el banco y con la carga que suponen las informaciones publicadas recientemente sobre su relación con el caso Villarejo, FG, quien nunca soñó con ser banquero, abandona de manera temporal la entidad, a un día de una junta clave.
Lo ha hecho en una carta en la que explica cómo "desde hace un año" ha sufrido una "larga y continua agresión mediática" derivada del caso.

Su desempeño como agente de cambio y bolsa y las buenas amistades labradas en aquellos efervescentes años ochenta le sirvieron para formar parte de la lista de presidenciables que elaboró el Partido Popular cuando llegó al poder en 1996. José María Aznar y Rodrigo Rato se repartieron la tarea de remodelar el mapa de empresas públicas, reclutando a fieles para dirigir Telefónica, Repsol o Tabacalera. Para el banco público Argentaria, el candidato del líder popular era Juan Manuel Urgoiti, un banquero vasco criado en la cantera del Banco Vizcaya, del que luego fue consejero delegado siendo BBV tras fusionarse con Banco Bilbao. Esa mano, sin embargo, la ganó el ministro de Economía, que dio por bueno el consejo de Manuel Pizarro para nombrar al gallego como presidente.

A partir de entonces, el economista de Chantada (1944) inició una meteórica carrera en el sector bancario, más de 20 años en primera línea de fuego, para dar forma a un gigante internacional como BBVA. Nada que él mismo pudiera imaginar cuando daba sus primeros pasos como programador en la tecnológica ITT en Alemania o como responsable comercial de Nixdorf a su regreso a España. Su gran apuesta profesional, de hecho, fue por el incipiente mercado de valores, para el que opositó como agente de cambio y bolsa, tras lograr antes el título de corredor de comercio. En un país con muchas cosas por hacer, aquel incipiente sector puso en el mismo camino a muchos futuros líderes de grandes compañías cotizadas como el propio Manuel Pizarro, César Alierta, Ignacio Garralda, Pedro Guerrero o Juan Carlos Ureta. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de CARLOS HERNANZ - El Confidencial
 

LO + Leído...