viernes, 15 de marzo de 2019

(España) María, la 'indignada' que soñaba con vivir en una granja acusada de sepultar a sus hijos

María Gombau, la madre de los dos niños asesinados en Godella la noche del pasado miércoles, soñaba con vivir en una granja en la montaña de la sierra de Gúdar (Teruel), alejada del sistema y del mundo convencional. La principal sospechosa de la muerte de los pequeños Amiel y Rachel optó desde casi su adolescencia por un estilo de vida alternativo que, lejos de proporcionarle el equilibrio mental que buscaba, derivó en una trágica alucinación autodestructiva. Tanto ella como su marido han sido detenidos por un presunto delito de homicidio y han pasado a disposición judicial.

No es la primera vez que la joven se topa con la Justicia. En junio de 2011, casi una adolescente, fue detenida en Valencia por agentes de la Policía Nacional con cargos de resistencia a la autoridad en una protesta frente a las Cortes Valencianas el día que se constituía la Cámara tras las elecciones autonómicas.

Según las crónicas de aquellos días, cuando bullía el 15M, un pequeño grupo de exaltados dentro del colectivo de los llamados 'indignados' trató de impedir el paso de vehículos y comenzó a lanzar objetos y a increpar a funcionarios policiales que custodiaban el edificio en protesta por la presencia de imputados del Partido Popular entre los parlamentarios que iban a tomar posesión. La situación generó tensión y los antidisturbios cargaron contra los manifestantes (vea aquí el vídeo de la carga).

Una de las arrestadas fue María Gombau, que fue condenada por esos altercados a hacer trabajos para la comunidad en el municipio de Rocafort, donde residía con su familia. Posteriomente fue absuelta por la Audiencia Provincial junto a otros detenidos. "Lo que han hecho es cogerme a mí y pegarme, porque soy la débil", se quejó la detenida antes las cámaras aquel día. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de VÍCTOR ROMERO - El Confidencial
 

LO + Leído...