miércoles, 6 de marzo de 2019

La doble recesión salvará a España de ser contribuyente neto a la UE

La noticia buena es que España, muy probablemente, seguirá siendo receptor neto de fondos de la Unión Europea —saldo financiero entre pagos y transferencias procedentes de la UE—. La noticia mala es que el mantenimiento del 'statu quo' (aunque con escaso superávit) será consecuencia de los pobres resultados obtenidos por la economía española en los últimos años.

En particular, por la doble recesión sufrida. En 2009, cuando el PIB retrocedió un 3,6%, y en 2012, cuando cayó un 2,9%. Y como la asignación de fondos comunitarios se hace respecto de la renta media de la UE, eso significa que España seguirá ingresando más de lo que aporte a las arcas comunitarias.

La renta per cápita de los españoles, en concreto, llegó a alcanzar un 105% de la media de la UE27 en el año 2007, al inicio de la crisis, pero aunque aguantó razonablemente bien la embestida de la primera recesión (en 2010 el PIB per cápita en términos de paridad de compra bajó hasta el 99%), en 2012, y debido a la segunda gran contracción de la economía, el nivel de renta se hundió hasta representar solo el 91%. Es decir, una caída de nada menos que 14 puntos en apenas unos pocos años.

Desde entonces, el PIB per cápita apenas se ha recuperado, hasta representar el 92% en 2017, nivel que se tendrá en cuenta a la hora de asignar los nuevos fondos que lleguen en el próximo septenio del marco financiero plurianual (MFP). Este marco, como se sabe, es el presupuesto de la Unión Europea a largo plazo, y establece los límites del gasto de la UE (tanto en su conjunto como en distintos ámbitos de actividad) durante un periodo de cinco años como mínimo, aunque tradicionalmente ha abarcado siete ejercicios. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de CARLOS SÁNCHEZ - El Confidencial
 

LO + Leído...