miércoles, 13 de marzo de 2019

(Reino Unido) La sexta economía del mundo, en busca de un 'presupuesto' fantasma

En medio del caos que se vive en la Cámara de los Comunes después de que sus señorías hayan rechazado -por segunda vez- el Acuerdo de Retirada a dos semanas del Brexit, este miércoles ha tenido lugar una de la sesiones parlamentaria más importantes del año, donde el Gobierno debía realizar su previsión de crecimiento económico.
La llamada Declaración de Primavera es -después de la presentación del Presupuesto General del Estado (que tiene lugar en octubre)- la intervención más notoria del responsable del Tesoro. Pero el papel de Philip Hammond, al que los "brexiteers" siempre han acusado de ofrecer una versión extremadamente negativa de la salida del bloque, era extremadamente difícil. ¿Qué tipo de previsiones pueden realizarse cuando a finales de mes el Reino Unido puede estar aún dentro del bloque o haber salido de manera abrupta sin ningún tipo de convenio?

En este singular escenario, el Ejecutivo ha rebajado del 1,6 al 1,2% su previsión de crecimiento económico en 2019, por el impacto del caótico y aún inconcluso del Brexit. En base a datos de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR, en inglés), que supervisa las finanzas públicas, el 'Chancellor' predijo que la economía crecerá un 1,4% en 2020, lo mismo que se pronosticó el pasado noviembre, y un 1,6% en los tres años siguientes.

El déficit presupuestario del Estado británico se reducirá este año hasta el equivalente al 1,1% del producto interior bruto (PIB), más de lo estimado el año pasado. Al ir eliminando su déficit, el Reino Unido reducirá la deuda neta acumulada, que caerá al equivalente del 82,2% del PIB en 2020 y bajará en los años siguientes hasta llegar al 73% en 2023-24. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de CELIA MAZA - El Confidencial
 

LO + Leído...