viernes, 5 de abril de 2019

(España) El hombre que ayudó a morir a su mujer se arriesga a un juicio por violencia de género

"Es muy importante que quede constancia del deseo que quieres que se lleve a cabo, que es... el suicidio tuyo". La voz entrecortada de Ángel Hernández pronuncia despacio esas palabras con un esfuerzo palpable en cada sílaba. A su lado, María José Carrasco, su mujer, postrada en un sillón, en su postura habitual, asiente para dejar claro que sí, que es así, que quiere morir.

—¿Sigues con la idea de querer suicidarte? —le pregunta.

—Sí —responde.

—¿Quieres esperar a algo? —insiste.

—No —dice tajante.

La historia de este matrimonio llevaba décadas en una constante. María José, enferma de esclerosis múltiple desde hacía 30 años, necesitaba la ayuda de su marido para todo. Un sufrimiento que nunca llegaba a su fin y por el que llevaba tiempo pidiéndole que la ayudara a morir. "Me lo has pedido muchas veces", relata él en un video grabado poco antes de suministrar a su esposa una sustancia letal para provocar su fallecimiento. "Yo solo te voy a prestar mis manos", afirma Ángel.

El mismo 3 de abril por la tarde fue detenido en la casa de ambos, en la calle Federico Sainz de Robles de Madrid (distrito Moncloa-Aravaca). Le detalló a la Policía lo que había ocurrido y puso en disposición el último vídeo grabado y otros muchos en los que quedaba probado el deseo de María José y, sobre todo, el sufrimiento pasado durante años. En la noche de este jueves, en la comisaría de Tetuán, junto a su defensa, el abogada Olatz Alberdi, Hernández ha recibido la noticia de que el fiscal ha decidido no pedir ninguna medida cautelar para el detenido, por lo que el juez lo ha dejado en libertad provisional. No obstante, a sus espaldas, cuenta con un posible delito de homicidio por cooperación al suicidio, cuya pena oscila entre los seis y 10 años. En casos como este, en el que la esperanza de vida de María José era prácticamente nula, la pena se atenúa en uno o dos grados. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de PALOMA ESTEBAN - El Confidencial
 

LO + Leído...