martes, 16 de abril de 2019

Ningún pez nada tan profundo como el 'Pseudoliparis swirei' o pez baboso de las Marianas

Tiburones, ballenas, delfines... el océano está lleno de especies fascinantes, pero cuando uno desciende lo suficiente —unos 4.000 metros, aproximadamente a medio camino entre la superficie y el fondo del Atlántico— todos ellos empiezan a desaparecer. La mitad de abajo, lo que se conoce como el océano profundo, está sumida en la oscuridad y habitada por especies capaces de resistir una temperatura que baja hasta los 4ºC y una presión que multiplica por más de 40 veces la de la superficie.

Aquí, el auténtico rey no es el misterioso calamar gigante sino un pez que, gracias a su capacidad de resiliencia, se ha convertido en el mayor depredador de la llamada zona hadal, la más profunda de entre todos los abismos oceánicos. Es el pez baboso de la Fosa de las Marianas o 'Pseudoliparis swirei', del que se unos investigadores japoneses llegaron a encontrar ejemplares a 8.178 metros de profundidad.

Ahora, un nuevo estudio publicado esta semana en 'Nature Ecology & Evolution' ofrece más detalles sobre la forma, estructura y genoma de este pez baboso. El trabajo, liderado por Kun Wang, de la Universidad Politécnica del Noroeste de Xi'an (China) revela las adaptaciones que han permitido a este pez sobrevivir en las extremas condiciones que impone la profundidad de la Fosa de las Marianas.

La zona hadal en la que habita esta especie se sitúa entre los seis y los 11 kilómetros de profundidad. Pese a la temperatura, la presión, la baja concentración de oxígeno y los escasos recursos alimenticios que explican por qué casi todas las especies marinas viven en los primeros 200 metros, en la zona hadal se han identificado cientos de especies. Y de todas ellas, el pez baboso es el principal depredador, la parte más alta de la cadena trófica en las ultraprofundidades. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de ANTONIO VILLARREAL - El Confidencial
 

LO + Leído...