jueves, 4 de abril de 2019

(Panamá) Diputado Crispiano Adames se defiende y pide 'veto parcial' a ley antitabaco

El presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, el diputado del PRD Crispiano Adames, salió ayer en defensa del polémico proyecto de ley 136 que reforma la denominada ley antitabaco, el cual ha recibido críticas de diversos sectores, incluido el propio Ministerio de Salud (Minsa), que lo ha calificado como "un retroceso" en la lucha contra el consumo de tabaco.

A las críticas vertidas de manera pública por voceros oficiales del Minsa, hay que sumarles denuncias de activistas de organizaciones antitabaco que han planteado sus sospechas de sobornos ante la manera acelerada en la que se aprobaron en la Asamblea modificaciones y adiciones a este proyecto de ley.

Todo esto llevó a que el pasado martes el ministro de Salud, Miguel Mayo, confirmara que solicitó al presidente Juan Carlos Varela el veto del proyecto de ley 136.

Defiende ley
No obstante, en el otro lado de la moneda, el diputado perredista Crispiano Adames salió en defensa de esta ley donde él figura como proponente, además de presidente de la Comisión que promovió sus etapas de discusión y aprobación.

"Yo no tengo relación con las tabacaleras. Esta ley tampoco es mía, sino de todos los que firmamos y votamos a favor. Pero, además, es una ley que representa un avance en la lucha contra el tabaco", afirmó Adames.

En este sentido, el diputado pidió el veto parcial y mencionó que si hubieran algunos aspectos que las autoridades y los sectores interesados consideren que aplica una revisión, "es algo que podemos hacer".

Agregó que "lo importante es que no se vete por completo; y en tal caso, que sea un veto parcial... De lo contrario, seguiría vigente la ley actual, y los más beneficiados serían las tabacaleras y el contrabando".

De hecho, recordó que aunque Panamá encabeza los países que combaten la comercialización del cigarrillo, es también el segundo país del mundo con más contrabando de cigarrillos.

Sin embargo, destacó que las nuevas modificaciones regulan los saborizantes de cigarrillos (tema no abordado en la ley vigente), de igual forma regula las licencias, los registros de licencias y agrega la trazabilidad.

El diputado Crispiano Adames también recordó que los cigarrillos electrónicos están prohibidos, pero a nivel de decreto, y ahora se elevan a ley.

"Jamás considero que esta ley es un retroceso [como afirma el Minsa], por el contrario, es una lucha avanzada, y si quedaron situaciones pendientes las podemos discutir".

El comunicador Juan Carlos Tapia, conocido por su campaña contra el cigarrillo, coincidió en que "la ley no es mala del todo", y abogó para que el presidente Varela "la vete, sí, pero de manera parcial".

El comunicador Juan Carlos Tapia indicó que la reacción negativa que ha surgido en la población con respecto a la nueva ley antitabaco, surge debido a que "cuando los que estamos con la lucha sentimos que hemos ganado algo, no lo queremos perder por nada". Agregó que lo ideal sería que las tabacaleras no existieran, porque como industria provocan "gastos al país, afectan la salud y producen muerte".

Tapia se mostró a favor de las voces que piden un "veto parcial" y que se discutan los artículos que podrían mejorarse... "esa sería la solución", dijo.

De hecho, si el presidente Varela veta la ley, quedaría sin efecto uno de sus mayores logros, que es prohibir fumar en restaurantes, bares y sitios de diversión, incluyendo sus populares terrazas, donde persiste la tolerancia.

FUENTE: Con información de Panamá América
 

LO + Leído...