jueves, 4 de abril de 2019

(Panamá) Nélyda Gligo: Reformas a la ‘ley antitabaco' son ‘una vergüenza'

Panamá cuenta con una de las leyes más meritorias en materia antitabaco y así lo han reconocido organizaciones en el ámbito mundial que han premiado al país por tener una excerta legal que ha servido de modelo a otras naciones.
Fue una lucha que muchos panameños mantuvieron por varios años, luego de lo cual se aprobó la Ley 13 de 24 de enero de 2008.

Reportes indican que el costo por los daños a la salud que produce el tabaco, solo en Panamá, es por más de 100 millones de dólares al año.

Resulta que ahora, diez años después, se ha aprobado en la Asamblea un proyecto de ley que modifica la norma antitabaco que para la doctora Nélyda Gligo, presidenta de la Coalición Panameña contra el Tabaquismo (Copacet), representa un ‘gran retroceso' y una ‘vergüenza para Panamá en el ámbito internacional'.

La doctora Gligo fue una de las colaboradoras de la creación de la estricta Ley 13 y ahora, cuando se pretendía llenar los vacíos existentes en la norma, a su juicio, lo que ha sucedido es ‘nefasto' para Panamá.

Para la presidenta de la Copacet todo este esfuerzo se ha perdido, algo ‘que va en detrimento de la comunidad panameña' y por eso le pide al presidente: ‘por lo que más quiera, vete esa ley'.

Revela que durante el proceso de redacción del proyecto que posteriormente se convirtió en ley, recibió amenazas de muerte y hasta trataron de sobornarla por un millón de dólares.

PANAMÁ ES UN REFERENTE MUNDIAL EN LA CAMPAÑA ANTITABACO, ¿CON LA LEY QUE SE PRETENDE APROBAR, RETORNAMOS AL PASADO?

Panamá fue el segundo país que aprobó la ley antitabaco, después de Uruguay. La Ley 13 de 24 de enero de 2008 la confeccionamos en mi clínica con la participación de los colegas Reina Roa, Isabel González y Ricaurte Arrocha.

El 17 de mayo de 2006 fundamos la Copacet con la participación de otras ONG, como la Asociación de Neumología, la Fundación Antitabaco y la Fundación de Ayuda al Paciente de Cáncer, con el objetivo de tener una personería jurídica y poder así hacerle frente a las tabacaleras.

Una vez revisada la ley por los abogados, se la entregamos a los proponentes, José Blandón Figueroa y Alcibíades Vásquez y, luego, afortunadamente, fue aprobada por la Asamblea.

La Ley 13 ha tenido repercusión a nivel internacional por ser la más estricta y ha servido de modelo para otras naciones. La Organización Mundial de la Salud premió al país por contar con una ley que tiene las mejores políticas de prevención y control del tabaquismo. Luego, el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg premia a la Copacet por ser Panamá el primer país en tener la prohibición total de la publicidad de los cigarrillos (Art. 31 de la Ley 13).

¿CUÁLES SON LOS PUNTOS EN LOS QUE SE RETROCEDE?

Con las modificaciones impuestas por los señores diputados en el proyecto de ley 136, hemos retrocedido porque se ha violado el ‘principio de regresión' estipulado por la ONU en materia de sanidad. También se viola el Convenio Marco del Control del Tabaco (CMCT), así como a nuestra meritoria Ley 13 que, con tanto sacrificio, esfuerzo y poniendo nuestras vidas en peligro, logramos que se aprobara.

En ese proceso nosotros recibimos hasta amenazas de muerte e irrespetaron nuestra probidad y honestidad, pues en mi caso trataron de sobornarme por un millón de dólares para que dejara a un lado el proyecto de ley 25, que luego se convirtió en la Ley 13 de 2008.

¿QUIÉNES TRATARON DE SOBORNARLA?

Representantes de las tabacaleras. Esto ha sido una lucha muy grande, y ahora están pretendiendo echarlo todo para atrás.

TENGO ENTENDIDO QUE HAY OTRAS VIOLACIONES…

También se viola el artículo 5, acápite 3 de las obligaciones generales de la ley, el cual señala que las políticas de salud pública en control del tabaco deben prevalecer contra los intereses comerciales y otros intereses creados de la industria tabacalera.

Además, contrario a lo que indica la Ley 13, la nueva norma expresa que los productos serán exhibidos en el punto de venta de los aeropuertos.

Todo esto constituye un gran retroceso y una vergüenza a nivel internacional, después de haber recibido el Premio Bloomberg por la eliminación de la publicidad total del tabaquismo en nuestro país.

El nuevo proyecto de ley (136) eliminó lo más importante y medular de nuestro proyecto que fue consensuado en el primer debate; así tenemos, por ejemplo, el empaquetado simple o genérico, que sería de color gris ratón, sin perjudicar a la marca del producto y que nos servía para prevenir que nuestra juventud tuviera acceso a los mensajes subliminales que emiten las frecuencias de los colores y ‘otros mensajes' que van directamente al subconsciente y los lleva a consumir los productos del tabaco.

También habíamos propuesto que el filtro fuese biodegradable y no combustible debido a la contaminación que produce al ambiente, ya que contiene sustancias tóxicas y que además demora desde 15-20 años en degradarse. Estas colillas van a contaminar nuestros ríos y mares, intoxicando toda la cadena alimenticia.

Además, son las promotoras de los incendios forestales donde se pierden miles de hectáreas cuando tiran las colillas encendidas en las orillas de las carreteras. Esto viola el capítulo V, artículo 18 del Convenio Marco contra el Tabaquismo, que nos obliga a proteger nuestro hábitat, pues las quemas traen serios problemas respiratorios, y exacerbación de asma, principalmente en los niños.

Con el pretexto de que ningún país tiene este filtro, este artículo fue eliminado también, como si Panamá no pudiese ser innovadora para proteger su ambiente.

¿QUÉ LE PIDE USTED AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, PUES EN SUS MANOS ESTÁ QUE EL PRECITADO PROYECTO DE LEY SE CONVIERTA EN LEY DE LA REPÚBLICA?

Le pido encarecidamente que vete la ley, pues, reitero, la misma representaría un verdadero retroceso para Panamá en materia de salud pública.

PERFIL DEL ENTREVISTADO
Es autora de ‘El pato fumador', una obra dirigida a los niños.

Nombre completo: Nélyda Gligo

Nacimiento: Chile, aunque es ciudadana nacionalizada panameña.

Creencias religiosas: Cristiana

Posición que ocupa: Presidenta de la Coalición Panameña contra el Tabaquismo (Copacet).

Resumen de su carrera: Estudió medicina general y cuántica, neuropsicología, psiquiatría y administración de empresas en su natal Chile. Más allá de su amplia trayectoria profesional y el conjunto de labores cotidianas que conlleva su profesión, se le reconoce por su voluntad incondicional en la lucha contra el tabaquismo. Es autora de El pato fumador , una obra dirigida a los niños de 6 a 12 años, que tiene como propósito prevenirlos del consumo del tabaco.

FUENTE: Con información de La Estrella de Panamá
 

LO + Leído...