jueves, 9 de mayo de 2019

Cuba se prepara para un segundo “período especial”

El subdirector del Grupo Empresarial de Comercio en Cienfuegos, Águedo Madruga Torreira, declaró que varios de los productos que se vendían sin restricciones en el país pasarán a estar racionados para evitar el “acaparamiento”. Esto como parte de una serie de medidas que el gobierno de esa provincia central de Cuba ha decretado para paliar el severo desabastecimiento que vive la Isla, y que se acrecienta por día.
De acuerdo a una nota publicada por el Nuevo Herald, a través de la libreta de “abastecimiento” se racionarán los chícharos, que comenzarán a venderse a razón de cinco libras por familia. Así mismo, cada tres meses una familia de cuatro personas podrá comprar un paquete de salchichas por 15 pesos, moneda nacional, y en caso de que la familia sea mayor de cuatro personas podrá adquirir dos paquetes.

El arroz y los frijoles quedarán racionados en todos los mercados estatales a razón de cinco kilogramos por persona, y solo podrán comprarse dos kilogramos de pollo por consumidor en los “Mercados Ideales”. El aceite, que ha estado en falta en los últimos meses, también se racionará a dos botellas por persona, reza la nota.

“Se están tomando estas medidas porque el país está bajo ataque de Estados Unidos. Queremos evitar que las personas con menos recursos se queden sin alimentos. La situación está muy mal y la crisis pudiera empeorar en las próximas semanas”, dijo una funcionaria del Ministerio de Finanzas y Precios vía telefónica, quien accedió hablar con el Herald bajo condición de anonimato.

En la provincia cienfueguera la crisis se extiende al combustible, de acuerdo a declaraciones anónimas de un participante en la reunión del Pleno del Partido Comunista, “el representante de la Refinería Camilo Cienfuegos explicó que están refinando solo el petróleo que tienen de reserva. Nos han llamado a economizar todo el combustible que podamos”.

El transporte público ha entrado también en una severa crisis en Cienfuegos. La mayoría de las rutas dentro de la ciudad tienen en este momento un solo autobús trabajando, los viajes intermunicipales se han cancelado casi todos y se han reducido considerablemente las salidas interprovinciales.

Según datos oficiales, el gobierno cubano debe a los proveedores de alimentos de la isla alrededor de 1500 millones de dólares, pues Cuba importa cerca del 80 por ciento de los alimentos que consume. En abril de este año Alejandro Gil, ministro de Economía de la isla, informó que reduciría las importaciones por la falta de liquidez. Este año la isla dedicará 5000 millones a compras de alimentos y combustible en el extranjero.

Aunque el régimen cubano ha prohibido mencionar el término “período especial”, los cubanos se preparan para lo peor, según les aconsejó Raúl Castro hace algunas semanas. La escasez que vive la isla rememora los crudos años noventa, y al parecer no se vislumbra una mejoría, todo lo contrario.


FUENTE: Con información de Agencias - cubanet.org
 

LO + Leído...