miércoles, 8 de mayo de 2019

(España) Cae una banda que blanqueó 9 millones en tres meses con cajeros de criptomonedas

La base de las operaciones la tenían en un discreto edificio de pisos turísticos muy cercano al Aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de Madrid. Y la tapadera mercantil, en un humilde locutorio del barrio de Ventas, también de la capital, donde habían instalado dos cajeros automáticos de criptomonedas. Una estructura aparentemente sencilla con la que la banda ahora desarticulada por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil era capaz de blanquear por encargo grandes cantidades de dinero de otras organizaciones criminales, principalmente del narcotráfico, según ha informado este miércoles el Instituto armado. Solo entre el 1 de enero pasado y el 26 de marzo, cuando sus ocho integrantes fueron detenidos, habían lavado 9 millones de euros gracias al movimiento de monedas virtuales, detallan a EL PAÍS fuentes cercanas de la investigación. Más de 100.000 euros al día.

Además, de los dos cajeros, los agentes han intervenido cuatro 'billeteras frías' (pendrives donde custodiaban de modo seguro criptomonedas) y 20 wallets o monederos virtuales. Además de los ocho detenidos, hay otras ocho personas investigadas, además de nueve empresas implicadas y once vehículos intervenidos, varios de ellos de coleccionista. La Guardia Civil también ha localizado, gracias a perros adiestrados, 16.800 euros en metálicos ocultos en el doble fondo de un armario que solo se abría con una tarjeta magnética. Fuentes de la investigación creen que esta organización llevaba blanqueando dinero en España cerca de cuatro años, en su mayor parte para organizaciones criminales asentadas en Colombia que habían extendido sus redes a Barcelona, Málaga y Madrid.

La operación que ha permitido su desarticulación -bautizada como Kampuzo en referencia a la calle Campezo, de Madrid, donde tenían uno de sus focos de actividad- se inició en noviembre de 2017 cuando en el transcurso de otro operativo, la Operación Guatuzo, también contra el blanqueo de capitales, se detectó la presencia en Madrid de un grupo de ciudadanos de origen colombiano y venezolano, aunque la mayoría con nacionalidad española, que presuntamente se dedicaba a transferir a Colombia grandes cantidades de dinero por encargo de narcotraficantes. La organización, que inicialmente se dedicaba al traslado físico en billetes, rápidamente había montado una estructura de sociedades y había iniciado operaciones de lavado por otros sistemas más complejos y efectivos. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA - El País
 

LO + Leído...