martes, 7 de mayo de 2019

(Panamá) Depuración dentro del Panameñista

Con el grito de guerra de "Volveremos", el excandidato por el Partido Panameñista, José Blandón, se despidió de sus aspiraciones a la presidencia para el próximo quinquenio y también habló de cambios a lo interno del partido.
"Hay que hacer una renovación a lo interno del partido. Hay que aceptar el llamado de atención que nos ha hecho el electorado y tenemos que pasar por ese proceso de renovación", dijo Blandón en su discurso, tras finalizadas las votaciones.

Secundando la opinión del excandidato presidencial, Jorge Gamboa Arosemena, fundador del Partido Panameñista, dijo que "la responsabilidad de la catástrofe electoral es por el pésimo manejo de los actuales directivos del partido", sostuvo.

Fue aún más crítico en señalar que Juan Carlos "Varela es la antítesis del panameñismo".

A su juicio, la junta directiva y el directorio nacional han enterrado al partido, permitiendo que el señor Juan Carlos Varela haya hecho y deshecho, con su hermano, a lo interno del colectivo.

Mientras, para el actual alcalde capitalino y hasta el domingo, candidato presidencial, "no es el momento de echar culpa ni buscar responsables; llegará el momento de hacer la evaluación y de hacer las cosas que hay que cambiar y mejorar".

Para Gamboa Arosemena, al Partido Panameñista el pueblo le pasó factura a la candidatura de Blandón, pensando que sería lo mismo que Varela.

Error
Arosemena argumentó que el error en la campaña de Blandón fue "no alejarse someramente de Varela, tenía que ser un talibán contra Varela".

"Él debió definitivamente separarse del varelismo, denunciarlo y llevarlo a las fiscalías por toda la corrupción y entonces tendría algo de oportunidad. Al no separarse lo suficiente, la gente identificó que este señor es lo mismo que Varela, castigamos a Varela a través de Blandón y ahí está el resultado", explicó Gamboa Arosemena.

A pesar de que ambos políticos concuerdan en que hay que hacer cambios para que el partido logre superar la crisis en la que está inmerso, después del voto castigo de los electores, ambos tendrían diferentes fórmulas.

Por un lado, el excandidato presidencial prefiere hacerlo por lo pacífico, mientras que el activista panameñista cree que de seguir así, el final del partido será el panteón.

Curiosamente, y a pesar del 10.67% que obtuvo Blandón, él ya sembró la semilla de líder dentro del partido y está dispuesto a darle continuidad.

"En José Blandón cuentan siempre con un panameñista que está dispuesto a dar la cara por su partido. A seguir caminando y trabajando para levantar este partido", exclamó la noche del domingo.

Para el abogado político independiente, Andrés Pérez, es necesario que el panameñismo se una y aprendan del voto castigo a todos los puestos populares.

"Entre más rápido lo hagan, mejor", enfatizó Pérez.

Aún no se sabe qué decisión tomará la junta directiva del partido y el Directorio Nacional de los panameñistas para comenzar la renovación.

A juicio de los expertos, la división a lo interno del partido provocó que no toda la planilla del partido le diera el voto a Blandón, castigándolo por el manejo que ha tenido la actual administración en el país.

FUENTE: Con información de Yaissel Urieta Moreno - Panamá América
 

LO + Leído...