viernes, 18 de octubre de 2019

(España) Choques entre ultras y secesionistas en la cuarta noche de incidentes

Barcelona vivió este jueves la cuarta noche de manifestaciones desde la sentencia del procés, que se saldaba con el asalto a una oficina bancaria de La Caixa y un comercio y con duros enfrentamientos entre las fuerzas policiales y los radicales que arrojaron material pirotécnico a los policías e intentaron alcanzar la Delegación de Gobierno. Además, por primera vez, miembros de grupos de ideología antagónica se enfrentaron y llegaron a las agresiones físicas.

El clima se enrareció a primeras horas de la noche. Los Mossos d'Esquadra cargaron contra manifestantes de ultraderecha en el barrio del Eixample de Barcelona para evitar que se enfrentaran con un grupo de independentistas al término de la concentración que habían convocado los CDR en la Diagonal de Barcelona. La actuación policial, sin embargo, no evitó que se produjeran duros enfrentamientos.

Los incidentes entre los integrantes de manifestaciones de signo opuesto se produjeron al término de dos concentraciones. La de los CDR, que congregó a unas 13.000 personas, según la Guardia Urbana, en la Diagonal y que transcurrió con tranquilidad y de forma festiva; y los colectivos de ultraderecha, estos en la plaza de Artós, en Sarrià.

Al término de esta última concentración, que congregó entre 200 y 300 personas, los manifestantes se dispersaron en diferentes direcciones. Un grupo de ellos— que profirió gritos de “vamos de caza”— , emprendió una carrera en dirección a la Diagonal, donde estaban los independentistas. En ese recorrido, algunos manifestantes, envueltos en banderas españolas, increparon a conductores parados ante los semáforos. También lanzaron objetos al grito de “Franco, Franco” y a la altura de la calle de Balmes, intentaron alcanzar a manifestantes independentistas. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de El País
 

LO + Leído...