martes, 31 de julio de 2018

(Panamá) Banistmo reclama $7 millones en pagos al Grupo Shahani

El Grupo Shahani, una de las mayores inmobiliarias del país, confirmó que un ‘banco de la localidad' puso una demanda ejecutiva en su contra. ‘Es un problema pequeño', dijo al diario La Estrella de Panamá un alto ejecutivo y miembro del grupo familiar.
La información estalló en redes sociales, donde se cifraba en $37 millones la deuda del grupo a Banistmo y la mora en los pagos por $7 millones, algo que confirmó finalmente el vocero de la empresa tras varias respuestas esquivas, con la salvedad de que ‘la mora es menos de $7 millones'.

Un comunicado colgado en la cuenta oficial de Twitter de Grupo Shahani y dirigido a ‘la ciudadanía, bancos, clientes proveedores y amigos', dice, en el tercer párrafo, que la situación se ha dado por un ‘caso puntual que estamos afrontando'.

El párrafo precedente hace un recuento del bajo crecimiento en el sector construcción durante el primer trimestre, cifra traumática para un sector acostumbrado a crecer a dos dígitos.

La inmobiliaria continúa explicando la situación del sector: ‘Los permisos de ocupación del sector residencial muestran una baja del 40% en el 2018 y la inversión extranjera en la industria inmobiliaria también ha decrecido', razón por la cual las ventas inmobiliarias se han reducido a la mitad con respecto al año anterior.

La empresa también comunicó que hace un año se está reestructurando financieramente y a través de su gobierno corporativo ‘para hacer frente a los compromisos y las nuevas realidades de la industria', proceso en el que se hacen acompañar de la firma Family Council Wealth Planning Consulting (FCWPC).

La reestructuración busca optimizar la rentabilidad, disminuir costos y gastos, entre otras acciones, para mejorar la eficiencia en los procesos.

Banistmo respondió que no estaban emitiendo comentarios al respecto.

La Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir) tampoco se pronunció.

SECTOR EN PICADA

La situación del Grupo Shahani se da al margen de que la actividad en la construcción está contraída, agravada por la desaceleración económica del país, la huelga del sector construcción entre mediados de enero y mayo, y el incremento salarial dado a los obreros.

Las estadísticas de la Contraloría General revelan que la actividad ya viene zigzagueando desde hace algunos años. Durante el primer trimestre de 2015, el valor total de la construcción, reparaciones y adiciones creció 21.4%, en 2016 disminuyó 3.9%, en 2017 subió 8.1% y en 2018 se desplomó 39.9%.

OFERTA VS. DEMANDA

El economista David Saied considera que el aumento de los costos no ayuda al sector construcción, pero que este decreció no por la huelga ni por los aumentos salariales, sino por el ‘exceso' de oferta de locales comerciales y de oficinas, además de los residenciales, aunado a la baja demanda por la situación económica de los compradores.

En cuanto a los permisos, Saied explicó que el crecimiento del metraje acumulado de enero a mayo fue negativo (-53.7%), haciendo referencia a los números del Instituto de Estadística y Censo.

En el mes de febrero, los permisos de construcción cayeron 73.1% y en el mes de marzo, bajaron 50.4%, lo cual es ‘evidencia' de que la caída se inició meses antes de la huelga, reflexionó el economista.

El valor de la construcción de residencias particulares se redujo en 41.2%.

¿CRISIS U OPORTUNIDAD?
La construcción enfrenta un bajón cíclico propio de la actividad. ¿Será tiempo de mirar a otras industrias?

La oferta ha superado la demanda en muchos rubros

El Gobierno ha ‘tirado la toalla' al sector con subsidios, lo que ilustra la poca rentabilidad actual.

FUENTE: Con información de Mirta Rodríguez P. - http://laestrella.com.pa - (PULSE AQUÍ)
 

LO + Leído...