jueves, 13 de junio de 2019

(Panamá) Sistema Penal Acusatorio cumple ley con cese de detención a Ricardo Martinelli

En una jornada que se extendió por más de 19 horas, la cual comenzó el martes y concluyó a primeras horas del miércoles, los jueces Roberto Tejeira, Arlene Caballero y Raúl Vergara, de forma unánime, accedieron a la petición de la defensa de Ricardo Martinelli de que este no podía estar bajo detención preventiva por más de un año, tiempo que se cumplió el 11 de junio.

Existe consenso en un amplio sector de los abogados del país, tanto agremiados como independientes, en cuanto a que se ha cumplido la ley al ordenarse el fin del encierro del expresidente en el penal de El Renacer.

El abogado Ernesto Cedeño es categórico al señalar que, al margen de las pasiones entre las partes que genera esta investigación, en este punto "simplemente se ha cumplido con la ley".

Esto, en virtud de lo establecido en el Código Procesal Penal, referente a que la detención provisional no puede extenderse más de un año, tiempo ya cumplido por el exmandatario.

En la sustentación de la defensa, el abogado Carlos Carrillo hizo alusión a una serie de notificaciones hechas por autoridades nacionales desde la llegada del exmandatario al país e invocó el artículo 12 del Código Procesal que indica que una persona no puede estar detenida preventivamente por más de un año, ya que se convertiría en una pena anticipada, salvo en los casos que se declare causa compleja, algo que en este caso no se dio.

Precedente
El proceso continúa, pero se ha creado un precedente a favor del estado de derecho, cuando el Tribunal de Juicio desestimó algunas de las pretensiones de la parte querellante.

Entre ellas, la supuesta no competencia de estos jueces para decidir sobre el fin de la detención provisional; la interpretación de la norma, buscando negarle un procedimiento automático al fin del encierro cumplido el plazo de un año, y la intención de la fiscalía de que se declarase "causa compleja", a pesar de que la etapa de investigación ya concluyó.

Pero todo esto fue echado por tierra, luego de que los jueces del Tribunal de Juicio Oral, ordenaran el cese de la detención e impusieron depósito domiciliario al expresidente.

El Tribunal de Juicio Oral durante su sustentación que inició a las 4:45 a.m. del martes, luego de más de 10 horas de deliberación, indicó que la ley los faculta a ellos para imponerle a cualquier detenido, medidas de detención menos severa.

En la lectura del tribunal, el juez Raúl Vergara fue claro en sustentar que la legislatura panameña no admite interpretaciones en cuanto a lo establecido en el artículo 12 del Código Procesal Penal.

Sumado a esto, hicieron alusión a tratados y convenios internacionales que hablan sobre el tema de la detención preventiva, las cuales no deben convertirse en penas anticipadas.

"Desde antes lo habíamos dicho, que este tribunal sí era competente para decidir, pero que debía darse el consecuente debate, cuya decisión crearía precedentes importantes en el país, ante la novedad todavía del Sistema Penal Acusatorio (SPA) y la ausencia de un caso similar anterior", señaló Alfonso Fraguela, vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados (CNA).

En el fallo hay elementos claros que no están sujetos a interpretaciones.

En cuanto a las supuestas amenazas del exdiputado hacia fiscales, víctimas y querellantes, por algunos recursos legales impuestos por Martinelli, los jueces del Tribunal de Juicio señalaron que dicha situación no se ha presentado o denunciado.

"Ninguno de los querellantes, víctimas y los testigos que han declarado en lo que va del juicio han indicado que el exgobernante los haya amenazado", detallaron.

No pudieron demostrar que representara un peligro de fuga, pues ninguna autoridad que tiene su custodia ha reportado que haya intentado fugarse.

Al terminar la audiencia, la mayoría de los querellantes, fiscalía, y supuestas víctimas, decidieron retirarse por la puerta de atrás de la sala, para evitar a los medios y a la defensa.

En casa
A las 6:45 a.m., Martinelli llegó a su residencia, en donde, al bajarse, saludó con sus manos a los medios de comunicación allí presentes, así como a transeúntes que coreaban ¡Viva Ricardo Martinelli!

Ya en su residencia, la cual no pisaba desde enero de 2015, saludó a todos sus escoltas presentes, con algunos de los cuales se fundió en un fuerte abrazo.

Seguido, entró a su residencia y, curiosamente, saludó a uno de sus perros, el cual al no reconocerlo le ladró, a lo que exclamó: "el perrito no me reconoce".

Luego, parte de su equipo de defensa llegó a su residencia y fue notificado como sería su custodia, ahora que está en casa.





FUENTE: Con información de Adiel Bonilla / Luis Avila - Panamá América
 

LO + Leído...