lunes, 4 de noviembre de 2019

¿Nueva crisis económica global?: 4 países al borde de la recesión rumbo a 2020

El estancamiento y la desaceleración económica registrados en lo que va de 2019 ha generado que "los vientos de la recesión" soplen sobre las economías avanzadas y, con ellas, sobre la economía mundial, provocando que algunos organismos internacionales adviertan que el planeta podría entrar en una recesión global en 2020.

En este sentido, cuatro países se encuentran al borde de decrecer económicamente de cara al próximo año, mientras que algunas potencias emergentes han tomado un ligero respiro. La guerra comercial entre China y EE.UU., así como la imposición de aranceles en territorio estadounidense, han sido dos de los principales factores que explican el clima de estancamiento económico que enfrenta el mundo.

En términos formales, una recesión económica se produce cuando se registra un decrecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) durante dos trimestres consecutivos. Los cuatro países con mayores problemas entre las grandes economías del mundo en la recta final del año son Alemania, México, Italia y Reino Unido.

Alemania
El Banco Federal de Alemania (Bundesbank) asume que el país podría haber entrado en recesión técnica en el tercer trimestre de 2019, pues espera que el PIB sufra una ligera contracción en ese periodo, que se sumaría a la caída del 0,1 % registrada entre abril y junio.

En este sentido, el Instituto de Investigación Económica de Múnich estima una contracción también del 0,1 % en el tercer trimestre. En lo que va del año, Alemania registra un crecimiento de apenas 0,5 % al tercer trimestre de 2019, según un análisis del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Además, en el mes de octubre, Alemania perdió 6.000 puestos de trabajo, el doble de lo previsto, de acuerdo con datos publicados por la Agencia Federal de Empleo.

La economía alemana depende en buena medida de la exportación de automóviles, sector que se ha visto afectado por la situación económica de las principales potencias globales.

México
Aunque por cuestiones técnicas México no ha entrado formalmente en recesión (debido a que el 'crecimiento' de 0,0 % del PIB registrado en el segundo trimestre de 2019 impidió que se sumaran dos periodos consecutivos con cifras negativas), la economía mexicana enfrenta en términos prácticos los efectos de un pronunciado estancamiento, al registrar un nulo crecimiento económico del 0,0 % de enero a septiembre de 2019, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística.

La economía mexicana se encuentra detenida tras las tensiones por la ratificación del acuerdo comercial del T-MEC entre México, EE.UU. y Canadá, luego de varios meses en los que el presidente estadounidense, Donald Trump, amagó con imponer aranceles a todas las mercancías mexicanas por dejar pasar a migrantes centroamericanos hacia territorio norteamericano.

Esto ha provocado que las autoridades mexicanas estén tomando previsiones ante una posible recesión, tal como reconoció el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, a principios de octubre.

Italia
La economía de la nación italiana tuvo un breve respiro con un crecimiento de 0,1% en el tercer trimestre y suma un crecimiento acumulado de 0,3 % anual, según el Instituto Nacional de Estadística. Esto, luego de que la economía italiana entrase en recesión tras registrar dos caídas consecutivas durante la segunda mitad de 2018.

Sin embargo, los riesgos de una posible recesión siguen latentes en caso de que EE.UU. decida imponer aranceles de hasta el 25 % para los productos alimentarios, lo que tendría un fuerte impacto en las exportaciones de vinos, quesos, pastas y aceite de oliva.

Un reciente estudio publicado por Oxford Economics señala que la producción de la economía italiana cayó entre el 20 % y 30 %, el doble que en el resto de la Eurozona, lo que, de acuerdo a los autores del informe, suele venir acompañado de una recesión económica.

Reino Unido
La economía británica tuvo un ligero crecimiento del PIB en el primer trimestre, con 0,5 %, seguido de una contracción de 0,2 % en el segundo trimestre y un ligero repunte de 0,4 % en el tercer trimestre, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONS).

Aunque los datos del tercer trimestre evitaron la recesión, el reducido desempeño de la economía británica, sumado a las tensiones políticas por la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, han reavivado los temores de que el país pueda entrar en recesión en 2020.

La incertidumbre generada por los términos en que habría de darse el 'Brexit' ha generado una desaceleración de la inversión y la productividad, lo que explica en buena medida el estancamiento de la economía británica.

Desde el referéndum del Brexit en 2016 hasta agosto de 2019, la productividad del Reino Unido se redujo hasta en un 5 %, de acuerdo un informe del Banco de Inglaterra.

¿En la antesala de una recesión global?
La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) advirtió en septiembre pasado sobre el peligro de una recesión mundial para 2020.

La mayor preocupación, según el Informe sobre el Comercio y el Desarrollo 2019, es que una década después de la crisis financiera de 2008 la economía mundial permanece excesivamente financiarizada y frágil.

"Las perspectivas de la economía mundial actualmente se ven envueltas en una densa niebla de tensiones comerciales internacionales y conflictos geopolíticos", señala el informe, que destaca además que EE.UU. se encuentra inmerso en la "recuperación más prolongada jamás registrada" desde la crisis de 2008.

Entre las potencias emergentes que se encuentran con problemas económicos se encuentran Turquía y Brasil, aunque las cifras de crecimiento económico de los últimos meses alejan momentáneamente los riesgos de una recesión inmediata para ambos países.

"La desaceleración de este año es patente en todas las regiones en desarrollo, sobre todo en América Latina, que ha sufrido un revés especialmente fuerte", señala Naciones Unidas en su informe.

En América Latina, Venezuela enfrenta la peor situación económica con un decrecimiento del PIB de 35 %, tras la crisis política que vivió a principios de 2019, mientras que Argentina registra un decrecimiento del PIB de 3,1 %. Nicaragua también enfrenta una caída del 5 % mientras Ecuador tiene una contracción del 0,5 % al tercer trimestre de 2019, según datos del FMI.

En Europa, países como Suecia y Suiza enfrentan un lento crecimiento económico por debajo del 1 % en lo que va del año, con cifras del 0,9 % y 0,8 % del PIB, respectivamente.

En Asia, destaca el caso de Arabia Saudita, que en 2019 registra un crecimiento económico de apenas 0,2 % al tercer trimestre, luego de los ataques sufridos contra instalaciones petroleras de Saudi Aramco, compañía responsable del 10 % de la producción de crudo a nivel global, situación que ha repercutido en un repunte de los precios internacionales del petróleo.

FUENTE: Manuel Hernández Borbolla - El Confidencial
 

LO + Leído...