martes, 28 de abril de 2020

(EE.UU.) Advierten que quiebra de petroleras golpeará a los mayores bancos

El desplome dramático del precio del petróleo en Estados Unidos, que ha llegado a cotizar en negativo, abre una grieta en el sistema financiero mundial de consecuencias imprevisibles.

Las cuatro mayores entidades norteamericanas, JP Morgan, Bank of America, Citigroup y Wells Fargo, han invertido cada una de ellas más de 10.000 millones de dólares sólo en el 2019 en el sector del fracking petrolero, según Statista. Y ahora estas empresas petroleras corren el serio riesgo de declararse insolventes, con lo que los bancos pueden quedarse con papel mojado en sus balances.

La caída del precio ha puesto de repente al desnudo la fragilidad del boom del petróleo de esquisto de EE.UU. “El fracking parece ser una gran burbuja alimentada por deudas, y los intentos de ajustar las cuentas probablemente estén condenados al fracaso”, dijo el premio Nobel Paul Krugman hace quince días, cuando los precios del barril... aún estaban en positivo.

La situación ya daba señales preocupantes antes de la Covid-19. Según Moody’s, el 91% de las quiebras empresariales estadounidenses en el último trimestre del año pasado tuvo lugar en el sector del petróleo y del gas. Los datos que suministra la Energy Economics and Financial Analysis (Ieefa) indican que el año pasado las firmas del fracking no pudieron pagar 26.000 millones de dólares de deudas.

Ahora la situación está fuera de control. La consultora Rystad Energy estima que incluso si el barril recuperara los 20 dólares, 533 firmas estadounidenses del petróleo podrían declararse insolventes en el 2021. Pero si los precios se quedan en 10 dólares, podría haber más de 1.100 quiebras, la práctica la totalidad de las compañías. “Es una pesadilla total”, dijo Artem Abramov de Rystad.

El problema viene de lejos, porque estos últimos años las perforadoras se han dedicado a sacar oro negro sin alcanzar la rentabilidad. “En realidad, el sueño siempre fue una ilusión, y su colapso ya estaba en marcha. Eso se debe a que el fracking de petróleo nunca ha sido financieramente viable”, escribe Bethany McLean, ensayista autor del libro Saudi America ( 2018 ) . ->>Vea más...

FUENTE: Con información de PIERGIORGIO M. SANDRI - La Vanguardia
 

LO + Leído...